Aprende a perdonarte y a liberarte de la culpa

Nos convertimos en lo que pensamos- EarlNightingale

 

La culpa es un sentimiento que condiciona nuestro comportamiento y tortura nuestra mente, todos hemos sentido culpa alguna vez ya sea porque cometimos errores de los que hoy nos arrepentimos, dijimos algo que no quisimos decir o lastimamos los sentimientos de alguien, la culpa es algo muy común en nuestra sociedad actual, es una emoción  muy fuerte que debemos a aprender a dejar ir antes de que llegue a controlar nuestra vida por completo.  Muchas de nuestras emociones vienen  desde que somos unos niños y se mantienen en ese mismo lugar hasta que somos adultos, las experimentamos una y otra vez sin  poder dejarlas a un lado, causándonos desesperación y consecuencias tanto a nivel mental como físico aunque muchas veces no nos demos cuenta.

c3aea277-cf1c-493b-a154-865020063ed8

Aprender a quitarle  el poder a la culpa

Muchas veces dejamos que nuestros sentimientos nos dominen, tomen el poder sobre nosotros, sobre nuestras acciones y pensamientos por eso aprender a gestionar nuestras emociones es un primer paso para lograr controlarlas y que ellas no nos terminen  controlando a nosotros. Cargar con la culpa es como cargar con un morral que llevamos sobre nuestros hombros, imaginemos que la mochila está llena de piedras pesadas por supuesto que el camino de la vida se nos hace cada vez más difícil, empinado y agotador, por eso es hora de dejar el morral en casa y empezar a vivir libremente, como nos lo merecemos.

Tenemos que saber cuáles son las cosas verdaderamente importantes en nuestra vida, priorizar lo que debe ser priorizado, asumir nada más que las consecuencias de nuestras acciones, no podemos ocuparnos  de las consecuencias de las acciones que alguien más comete, no es nuestra responsabilidad y eso debemos reconocerlo e interiorizarlo. Cuando aceptemos y nos permitamos perdonarnos por nuestros errores veremos la luz al final del túnel.

La culpa está en la mente

8fbf601d-0aaf-424a-a696-042f93f20163

Suele suceder en innumerables ocasiones que todo lo que sentimos o nos ocurre está en nuestra mente, y nada más ahí se encuentra,  por lo mismo, los demás no se dan cuenta de lo que nos sucede, como resultado de eso sólo nosotros tenemos el poder de solucionar nuestros problemas. Para dejar a un lado la culpa y evitar que nos siga dañando emocionalmente debemos aceptar lo que nos invade este problema,  y lo mucho que nos afecta. Es importante que seamos sinceros con nosotros mismos, porque sino ¿a quién engañamos?, además de a nosotros mismos, claro está.

Abrir los ojos no es sencillo pero vale la pena

 

Pedir perdón nos libera, decir esta sencilla palabra  cuando nos equivocamos nos da un enorme poder sobre nuestras vidas, el poder de hacer las cosas bien, ese poder que tenemos todos en  nuestras manos. Reflexiona acerca de tus acciones, si algo no te gusta ¡cámbialo!, aprende de tus tropiezos, cada paso que damos es una lección, toma siempre lo positivo a parta de tu vida todo aquello que no te haga crecer como ser humano.

74bbcb39-2185-4dd1-936d-49ef83b2c9bc

N.G.

Te invitamos a visitar:

El cerebro y los errores

Aprender a renunciar para asumir el pasado

15 lecciones que toda mujer debe aprender

Culpa y sensibilidad: dos caras de una misma moneda