Todo llegará a su debido momento

El tiempo pasa muy deprisa y en ocasiones nos sentimos un poco agobiados y estresados por las circunstancias. ¿Llegará mi pareja ideal? ¿No logro encontrar trabajo? ¿Cuándo lograré independizarme? Estas son algunas preguntas, de entre muchas otras, que pueden abordarnos y sumirnos en un estado de ansiedad increíble.

Nuestro problema es que no sabemos qué pasará mañana. La incertidumbre nos causa ese estado de inseguridad, una incertidumbre de la que intentamos escapar, pero que indudablemente nos persigue.

Todo llega para quien sabe esperar

___1010265

Si sabemos esperar todo llegará. ¿Qué ocurre si no sabes esperar? Que puedes tomar decisiones precipitadas, decisiones que te marcarán para el resto de tu vida y quizás no de forma positiva.

Imaginemos, por ejemplo, que tienes miedo a no encontrar a esa persona ideal para ti en tu vida. Aunque aún seas joven, ves como el tiempo se te viene encima. Es por esto por lo que la espera se te hace algo insoportable y lo primero que se te ocurre es atarte a la primera persona que te guste, un poco.

¿Qué puede ocurrir cuando tomas una decisión precipitada como esta? Lo primero es que debes ser consciente de que no eres feliz. Realmente esa persona te gusta, pero no lo suficiente y con el tiempo todo puede tornarse bastante oscuro e insoportable.

Lo segundo que puede pasar es que debido a esta decisión dejes escapar oportunidades. Oportunidades dónde sí encontrarías o descubrirías a alguien con quien de verdad estuvieses más a gusto, de quien te lograses enamorar de verdad.

Llegará un momento en que creas que todo ha terminado. Ese será el principio

-Epicuro-

Nunca corras más de lo que puedas, porque realmente el tiempo a veces se nos viene encima, pero de una manera que no es así. ¡Todo está en nuestra mente! Es una creencia nuestra y es errónea.

No te preocupes por el tiempo, las cosas llegarán, pero debes saber esperar, debes ser paciente y darles tiempo. Las cosas no se planean, las cosas surgen. Para ello hay que aprender a esperar.

Aprende a esperar: la paciencia

article_13855458463-1024x768

La espera no solo es algo tormentoso para las personas que tienen muy poca paciencia, si no para todo el mundo. No sabemos esperar porque la incertidumbre nos mata.

¿Cómo podemos aprender a esperar? ¿Cómo podemos ser más pacientes en nuestra vida, en nuestras situaciones? Sigue estos consejos, porque seguro que te ayudarán:

  • Hay cosas que no dependen de ti: debes ser consciente de que por mucho que intentes planear tu vida, hay ciertas circunstancias que no dependen de ti. Por ejemplo, lo de querer encontrar a tu pareja ideal, esta aparecerá en el momento en el que deba aparecer, no en el que tú quieras. Hay muchas cosas en tu vida que se escapan de tus manos, no tienes el control sobre ellas y eso es algo que debes aprender a aceptar.
  • Debes ser realista: libérate de tus miedos y no te dejes llevar por ellos. Si seguimos con el ejemplo de la pareja, sé realista y pregúntante de dónde surge esa necesidad de querer una pareja ¡ya! Quizás debas solucionar ciertas cosas antes de verte sumergido otra vez en una relación. Sé realista, aprovecha el momento y deja que las cosas pasen. Todo llegará, pero mientras aprovecha para conocerte mejor. Todo momento tiene sus cosas buenas.
  • Valora lo que tienes ahora: porque en ocasiones nos vemos en el plano egoísta al anhelar más cosas de las que ya tenemos. Es verdad que ahora puede que no tengas trabajo o que te encuentres sin pareja, pero puedes aprovechar para estudiar, para formarte, para ver qué es lo que realmente te gusta, para conocer a más gente, para salir más con los amigos. En definitiva, siempre hay algo bueno en tu vida, ¡aprende a verlo!

tarro-cristal-con-mariposas

Ten paciencia. La vida es corta. No la amargues con ideas retorcidas. Piensa que todo llegará

-Anónimo-

¿Tú también tienes miedo a esperar? No te adelantes a los acontecimientos, tarde o temprano todo llegará, pero no te agobies por ello. Aprende a conocer la incertidumbre y a interiorizarla pero de forma positiva. La vida aún tiene muchas cosas con las que sorprenderte. Deja que la vida te sorprenda, a su debido tiempo.