RINCÓN del TIBET

Hoy quiero convertirme en una mejor persona

Hoy quiero convertirme en una mejor persona

Hay personas que no es que sean malas, es que quieren ser aún mejores. Como todo ser humano, cometemos errores, nos equivocamos y hacemos daño. Pero, esto puede hacernos pensar en querer mejorar cada día, en convertirnos en una mejor persona. No es algo fácil, sobre todo porque no sabemos muy bien los pasos que debemos dar.

Hoy aprenderás en tan solo 5 claves, cómo puedes ser una mejor persona. Es algo que no sucederá de un día para otro, pero te ayudará a ser más feliz y a sentirte mejor contigo mismo. ¿Vamos allá?

No se trata de ser mejor que otra persona, se trata de ser mejor de lo que eras tú mismo el día anterior

1. Sé agradecido y generoso

Es importante, para sentirnos bien con nosotros mismos, que aprendamos a ser agradecidos y generosos. Esto puede parecer sencillo, pero no lo es en absoluto. ¿Sabes que ser mejor persona empieza por sentirte a gusto contigo mismo? Si logras ser agradecido y generoso, lograrás que todo a tu alrededor cambie. Tu vida parecerá más feliz, mucho más fácil.

Si te sientes bien contigo mismo, no te será difícil caerle bien a los demás. Además, serás una persona mucho más abierta y simpática, una persona con la que las demás personas querrán estar. En definitiva, gracias a esto, eliminarás los pensamientos negativos y atraerás todo lo bueno.

2. Valora la amistad

Con las redes sociales y la palabra “amistad” tan desgastada, cada vez más vamos sabiendo menos qué es lo que significa la palabra “amigo. Es por ello por lo que como buena persona que quieres ser, aprendas a valorar realmente a ese amigo o amigos que tienes a tu lado tanto en las buenas como en las malas.

La palabra “amigo” puede adoptarla cualquiera, al igual que la palabra “madre”, “hermano”, etc. Pero, lo importante, es que esa palabra sea fiel a los actos de una persona. Un padre puede ser un padre, pero si no se comporta como tal puede que le quede grande tal calificativo. Lo mismo pasa con los amigos. Valora a aquellos que realmente lo merecen, cuídalos y relaciónate habitualmente con ellos.

3. ¡Sé optimista!

Está claro que vamos a pasar por momentos malos y momentos buenos, pero lo importante es que sepamos aprender a ser optimistas hasta en los momentos más duros de nuestra vida. Esto no significa que no vayamos a llorar ni a sufrir, sino que a pesar de todo esto sabremos que la vida sigue y que nosotros somos fuertes para continuar adelante con una sonrisa en nuestro rostro.

Cuando somos pesimistas, nos estamos haciendo de todo menos un gran favor. Si quieres que todo te vaya mal, si quieres volverte una persona triste y que atrae “la mala suerte”, sé pesimista. Eso sí, debes saber que en tus manos está cambiar todo esto y ver la vida con grandes dosis de optimismo.

4. El dinero no da la felicidad

Es importante que interioricemos el hecho de que el dinero no da la felicidad. Está claro que tener un techo y tener ciertas “comodidades” hace que nuestra vida sea mejor, pero no más feliz. Por eso, ¿qué tal si empezamos a valorar lo que tenemos a nuestro alrededor?

Por muy poco que tengas, si eso es lo que te puedes permitir, ¡valóralo! Realmente, no está tan mal, pero somos ambiciosos y creemos que cuanto más tengamos más felices seremos. Una buena persona aprende a valorar y a “conformarse” con lo que tiene. Perseguir lo material nos llevará a una falsa felicidad que durará tan solo un momento y que nos instará a querer más y más.

5. Hay cosas que merecen tu tiempo

La vida pasa rápido, no tenemos tiempo para nada… Por eso, dejamos de lado cosas que en verdad nos llenan, que nos hacen felices y provocan que nos sintamos muy bien con nosotros mismos. No te niegues a disfrutar de lo que verdaderamente te gusta. Si te organizas, puede haber tiempo para todo.

Piensa que si no le dedicas tiempo a todo eso que te motiva ¡no podrás ser feliz! Es imposible que te sientas bien y que transmitas ese bienestar si no estás motivado y te encuentras rodeado de pesimismo y tristeza. Intenta sacar algo de tiempo para todo eso que te gusta. Créeme, merece tu tiempo.

Ser mejor persona no debería ser propósito de año nuevo, debería ser propósito de cada nuevo día

Ahora que ya sabes cómo ser una mejor persona, es el momento de que pienses en si ya estabas encaminado o, tal vez, te encontrabas muy lejos de este camino. Empieza hoy mismo a poner en práctica estas 5 claves que te harán más dichoso y feliz. Pero, sobre todo, ¡una mejor persona!

 

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda