RINCÓN del TIBET

Permítete alcanzar lo que mereces

Permítete alcanzar lo que mereces

A muchos nos sucede que estamos pendientes de todo y a la vez de nada, queremos ocuparnos de todos los problemas, no solo los de nosotros mismos, que son más que suficientes. Los de tu pareja, tus padres, tus hijos e incluso los de tus amigos más cercanos, y es que no podemos verlos sufrir y mucho menos en problemas, pero en este trance tan agotador de lo que es estar involucrado con tantas cosas a la vez se nos olvida algo muy importante… nosotros mismos.

El Síndrome de Wendy

No está mal querer que las personas a las que le tenemos mucho cariño sean felices y estén bien, pero pregúntate: ¿Y yo? ¿Quién me atiende? O ¿Quién se preocupa por ti si no eres tú mismo?…  hace mucho tiempo los psicólogos investigaron sobre este tipo de comportamiento y  llegaron a la conclusión de llamarlo el “síndrome de Wendy”. ¿Qué es el síndrome de Wendy? Pues curiosamente este síndrome se da por la gran necesidad que tiene un ser humano por satisfacer al otro,  y se le designa este nombre a las personas que tienen las siguientes características:

  • Les cuesta controlar el rumbo de su vida
  • Asume una gran cantidad de responsabilidades que no le corresponde
  • Asume que el amor es un sacrificio
  • Hace todo lo que está en sus manos para que los demás sean felices
  • Llega a deprimirse por su sensación de falta de atención hacia él mismo

La solución está en ti

Si llegas a reconocer algunas de estos comportamiento en tu personalidad, en tu ser… No tengas miedo, el primer paso consiste en reconocer que eres una persona de carne y hueso, que puedes cometer errores porque simplemente no eres perfecto. Y el momento es hoy es el ahora, se seguir adelante y superar las duras batallas que están por venir. El siguiente paso es tener siempre presente que priorizarte no es ser egoísta, todo lo contrario cuando te pones de primero a ti en las distintas situaciones que te presenta la vida podrás convertirte en una persona fuerte y sana que podrá ser capaz de tomar mejores decisiones para sí mismo y para los suyos.

No seas prisionero de tus propios pensamientos, no te castigues, permite que tus heridas sanen  y aleja la culpa de tu lado, que como te podrás dar cuenta no es muy buena compañía, permítete sentir el amor que te dan los demás  y estarás mucho más cerca de encontrar la felicidad y liberarte de esas cadenas emocionales que te atan y te lastiman. Busca el equilibrio, la armonía de tu día a día, en tus días no tan buenos refúgiate en tus seres queridos, esos que tanto te apoyan y solo desean el bien para ti, la meditación será de un gran aliado para encontrarte con la paz.

Lo Mereces

Si, lo mereces y tienes que internalizarlo. Eres capaz de hacer todo en esta vida, liberarte de tus miedos, ser feliz, tener una casa, ser independiente emocionalmente, lo que tú quieras simplemente  tienes que creer que eres capaz de hacerlo, de lograr tus metas de cumplir tus sueños. Tu familia, tus amigos, tu pareja lo entenderá y sobre todo te apoyará si su amor es puro y real.

El egoísmo está muy lejos de aceptar lo que mereces, porque cuando tú eres feliz todos a tu alrededor lo son, así de sencillo.

N.G.

 

Te invitamos a visitar:

El síndrome de Peter Pan y Wendy

Comienza por amarte a ti

Aprende a reconocer quiénes en tu vida merecen lo mejor de ti

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda