RINCÓN del TIBET

Reprimir nuestros sentimientos envenena el alma…

Reprimir nuestros sentimientos envenena el alma…

Debes estar por encima de tus sentimientos. No soy yo quien te lo exige: es la vida. De lo contrario los sentimientos te arrastrarán. Te arrastrarán al mar y desaparecerás para siempre. Philip Roth

Aprender a manejar las emociones no es una condición fácil en el ser humano, es todo un reto aprender a controlarnos, a mantener el equilibrio y a lograr expresarnos de la mejor manera posible, sin lastimarnos y sin herir a alguien más.

En esta especie de lucha que entablamos con nosotros mismos, siempre tenemos presente que el control de las emociones se convierte en un instinto, extremadamente necesario y casi imprescindible para no prolongar el sufrimiento en la vida, esto se debe a que la manera cómo expresamos nuestras emociones, sino es la más adecuada, nos suele generar mucho sufrimiento y consecuencias indeseadas a lo largo de nuestra existencia, por ejemplo, hay palabras que ya no podemos recoger y hay acciones que ya no van a cambiar y en algunos casos, estas acciones terminan distanciándonos de aquellos a quienes más amamos.

Los sentimientos son parte de la vida, y no nacen dentro de ti para que tú los encierres bajo siete llaves. Laura Gallego García

 

Este intento de controlar nuestras emociones, infructuoso en muchas oportunidades, lleva a muchas personas a terminar reprimiendo sus sentimientos, prefieren quedarse callados y guardar silencio antes de expresar lo que sienten y así se les va haciendo costumbre y hasta un hábito, pero esto no quiere decir que esto los haga más felices o qué signifique parte de su bienestar, no se trata de reprimir los sentimientos y las emociones, sino se dice lo que se siente y lo que se piensa y queda el recelo de no haberlo dicho, estos sentimientos terminan envenenando nuestra alma

De allí que muchas personas vivan sumergidas en la amargura, en la negatividad y en la depresión y muchas otras, se entregan inexorablemente a la ira, al resentimiento y ante cualquier hecho, por mínimo que parezca, suelen estallar como bombas de tiempo.

No podemos envenenar el alma albergando sentimientos negativos, sentimientos oscuros y sentimientos que nos afectan profundamente y que tienen que ver directamente, con el hecho de no poder o no saber expresar nuestras emociones y sentimientos, debemos buscar la manera más idónea de poder decir lo que pensamos y lo que nos están haciendo sentir, debemos intentar comunicarnos y hacer uso de esa facultad tan maravillosas que nos fue dada, que es la razón.

Hay sentimientos a los que no se puede dar cuerpo verbal, más que es posible seguir perfectamente con los ojos cerrados. Horacio Quiroga

Busca la manera de drenar y de liberarte de esos sentimientos que te envenenan, reacciona tu vida y toma el control, aprende a reconocer tus emociones, aceptarlas y a transmitirlas de la mejor manera, a lo largo del tiempo obtendrás un control maravilloso sobre tus propias acciones y pensamientos y lo mejor de todo, es que no estarás envenenando tu alma mediante la represión.

 

También te invitamos a visitar:

Hay maltratos que no dejan heridas en la piel, sino en el alma

Es bueno dejar marchar sin tener la necesidad de herir

LA ISLA DE LOS SENTIMIENTOS

Aprender a entender lo que sentimos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda