Verdades de la vida que a veces olvidamos

Los días transcurren unos tras otros, monótonos, con obligaciones, sin sentido… ¿Cuántas veces te paras a pensar en lo realmente importante? ¿Cuántas veces te olvidas de las verdades de la vida?

Hoy abrirás los ojos ante una serie de verdades ante las que estamos ciegos. Hasta que no nos pasa algo negativo que abarca toda nuestra atención, no somos conscientes de nuestra propia vida, de cómo la estamos viviendo. Se puede decir que estamos algo así como en «piloto automático«.

La vida es corta. Rompe las reglas, perdona rápidamente, bebe lentamente, ama verdaderamente, ríe incontrolablemente y nunca te arrepientas de nada que te haya hecho sonreír

Verdades que ignoramos

Aunque la rutina nos haya absorbido y solo algo negativo logre sacarnos de ella, es importante saber qué verdades sobre la vida estamos continuamente ignorando.

miedos

Verdades a las que les deberíamos prestar más atención, ya que ellas nos ayudarán a centrarte en tus objetivos y seguir tu camino. ¿Preparado para abrir los ojos ante la verdad?

  • Estar ocupado no es lo mismo que ser productivo. Es mejor que aprovechemos el tiempo de mejor manera, pues podemos estar todo un día ocupados y que ello no dé productividad alguna. Asegúrate de que cada esfuerzo que hagas tenga un resultado. Solo así podrás disponer de tiempo para ti y llegar antes a tus metas.
  • El miedo es un enemigo silencioso que te impide dar un paso tras otro para alcanzar tus sueños. ¿Sabes cuáles son los 3 miedos que nos suelen paralizar? El miedo a salir de nuestra zona de confort, el miedo a perder a las personas que amamos y el miedo a fracasar.
  • Aprende a perdonar y a eliminar el resentimiento que pueda haber en tu vida. Perdona, porque las emociones negativas nos generan más estrés y ansiedad. Perdona, aunque no se lo merezca, y si es así ¡aléjate!
  • El fracaso es necesario para alcanzar el éxito, porque sin errores no hay aprendizaje. Esto es algo que debes interiorizar para empezar a no lamentarte por cada error que cometas, sino a verlos como una oportunidad para seguir avanzando hacia tus metas.
  • No eres una víctima de nada, tu vida es la que tú has creado. Si no te gusta, ¡cámbiala! Muchas son las personas que se mantienen en una vida que los hace infelices porque no tienen dinero, tienen miedo a quedarse solos, etcétera. ¿Prefieres una vida de infelicidad? El cambio acaerrará consecuencias, como todo, pero ¿quién te dice que va a ser peor que ahora?
  • La autoestima es solo una cosa de ti, algo que debe salir de tu interior sin que dependa de factores externos. Bien es cierto que no podremos mantener siempre una autoestima alta, pero si la cuidamos será más resistente a las opiniones, las críticas y los juicios que nos dediquen.
  • Las personas con las que te relaciones te marcarán. Si estás rodeado de personas tóxicas acabarás siendo tú también una de ellas. Relaciónate con personas que te permitan ser como eres y que saquen lo mejor de ti.

relaciones

 

  • No rechaces el cambio, pues es algo que sucede quieras o no. Los cambios en nuestra vida no son algo negativo, sino que son oportunidades de crecimiento y de superación personal. Elimina esa resistencia al cambio que evita que disfrutes del mismo y lo veas con una mirada más positiva.
  • Vive el momento, ya que es el único que tienes. De nada sirve lamentarse por lo que ya ha pasado o preocuparse demasiado por el futuro. El aquí y el ahora es lo que cuenta. Valora lo que tienes ahora.

Las cosas importantes de la vida no son cosas. Son momentos, emociones, recuerdos, lecciones

Solemos pensar que tenemos tan poco tiempo que dedicarnos un momento para reflexionar sobre cada una de estas cosas importantes sobre nuestra vida es casi un imposible.

Realmente, hay tiempo para todo, o lo que es lo mismo, hay tiempo para lo que queremos tener tiempo. Empieza a vivir el momento y, aunque tu vida esté anclada en la rutina, afróntala pensando en cada error como una oportunidad, cada cambio como una superación personal, cada miedo como un nuevo reto que afrontar.

La vida, aunque parezca siempre igual, aún tiene mucho que enseñarnos. No ignores estas verdades, vive tu vida siendo consciente de ellas.

Hay tres cosas en la vida que una vez que pasan ya no regresan: el tiempo, las palabras y las oportunidades

x