RINCÓN del TIBET

Todo lo que puede pagarse en la vida, vale poco…

paga

Todo lo que puede pagarse en la vida, vale poco…

Acumular riquezas, forjar fortunas y pasar la vida labrando un camino en el cual el dinero sea lo que sobre para poder pagar lo material, puede ofrecer muchos beneficios, seguridad aparente, estatus, cierta tranquilidad y especialmente placeres satisfechos, pero también es cierto que todo esto es completamente efímero y falso, pues nadie se encuentra plenamente satisfecho cuando coloca sus logros y su armonía en el entorno, en lo externo, en las cosas materiales, esto tarde o temprano desaparece.

Cuanto más feliz soy, más compadezco a los reyes. Voltaire

 

Todo aquel que ha entregado su vida al trabajo para amasar grandes fortunas, se ha dado cuenta en algún punto de su vida, que por lo general no hay vuelta atrás, de que ha perdido los momentos más importantes y los seres más especiales, por encontrarse inmerso en su lucha por el dinero y por pagar, por atar su vida a una moneda o a un papel que no tiene mayor valor que el precio de algo…lo que demuestra que todo lo que en la vida puede pagarse, porque tiene precio, realmente vale poco o nada.

Las cosas más hermosas de la vida no se compran, no se pagan, no tienen un costo en moneda, en billetes ni en valor material, son los momentos, los instantes, los gestos, las emociones, los sentimientos que acompañan nuestro camino, los que se graban en nuestra alma, lo verdadero, nada que podamos pagar representará la dicha, la plenitud, la del ser…no la de la materia, que lastimosamente suele satisfacerse con pocas cosas, hasta que se va haciendo transparente y se va purificando, y esto no es a partir del dinero.

Demasiadas personas gastan el dinero que ganaron para comprar cosas que no quieren, para impresionar a gente que no les gusta. Will Rogers

 

Puedes pasar la vida pensando muchas cosas, lo que quieras en realidad, creer lo que mejor te convenga, siempre hemos escuchado quienes dicen que el dinero no compra la felicidad pero mucho ayuda, y observamos a demás miles de manera de justificar nuestra ausencia de las cosas realmente importantes, por la eterna necesidad de sembrar dinero, pero todos sabemos en el fondo de nuestro ser, que el dinero no compra amor, no compra plenitud, tranquilidad, armonía ni mucho menos paz.

Podemos ganar el dinero de muchas maneras y se justifica la necesidad básica de cubrir nuestras necesidades y las de nuestra familia, el dinero se requiere para muchas cosas, sin embargo, es el hombre la moneda de mayor valor en este planeta, y hasta que no hagamos consciencia de eso, seguiremos presenciando como se cambia la vida de una persona por algún bien material, o peor aún, como muchas personas entregan su vida, para obtener riquezas, relegando todo lo demás, lo cual verán seguramente al final de su recorrido.

El dinero cuesta mucho a menudo. Ralph Waldo Emerson

 

Abrazos que no dimos, miradas que esquivamos, momentos que no disfrutamos, tiempo…eterno tiempo junto a quienes realmente nos necesitan y cuando de verdad nos necesitan, miles de cosas descuidadas, abandonadas y cambiadas por dinero…pueden realmente representar felicidad en la vida todo aquello que tiene un valor?…

La reflexión a primera vista arroja la satisfacción que se obtiene cuando se tiene dinero, lo que se compra y lo que se adquiere y el disfrute efímero de todo aquello…pero luego, cuando se va, cuando ya desaparece y debemos continuar en una eterna lucha por mantener ese placer efímero, es donde cabe la reflexión, qué es lo que realmente queda al final de nuestra vida?…

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda