Reconociendo tus limitaciones construirás un puente hacia tu progreso

En nuestras reflexiones diarias, hemos comenzado a entender, incluso a asimilar, nuestra verdadera esencia, la pureza y potencia de nuestro ser, somos luz, amor y sabiduría… en esa etapa nos encontramos día tras día.

Y de pronto… ocurre algo, ese instante en el que olvidamos toda esa luz vivificadora, nos abandona la paz de nuestra consciencia plena y los instintos pasan a ocupar el plano principal de nuestra mente, se manifiestan a través del cuerpo y por un instante olvidamos nuestra esencia y sencillamente reaccionamos, no siempre de la mejor manera, tenemos arrebatos, molestias, inconformidades, celos, deseos de venganza, depresión y cualquier otro pensamiento que en muchos casos llevamos a la acción, en otros pasan de pensamientos a palabras y en la mayoría de las circunstancias surge solo el pensamiento sin mayor avance.

El hombre que ha cometido un error y no lo corrige

comete otro error mayor. Confucio

 

¿Qué es esto? ¿Puedo yo permitirme este tipo de sentimientos y emociones descontroladas? ¿Eso significa que de nada ha valido mi estudio y conocimiento diario de mí mismo?

ec6b78c8-e73d-49da-9d64-952b414b4050

Reconocer nuestras limitaciones es parte importante y primordial en nuestro progreso, tanto espiritual como material; la negación de nuestras emociones, el desgaste que ocasiona tener que ocultarlas y la lucha propia por hacerlas desaparecer solo genera ansiedad, agotamiento y un severo sentimiento de frustración ante la idea de que en muchas ocasiones continuamos reaccionando de la manera que más nos decepciona de nosotros mismos, lo repetimos una y otra vez. Pero esto no será siempre así, en la medida en que asumamos nuestras emociones, que no son buenas o malas, son solo emociones, sentimientos que se presentan para ser experimentados, en la medida en que los vivamos y lo más importante los aceptemos desde la mejor disposición de reconocer su causa, estaremos construyendo un puente directo a nuestro progreso.

No conocer una cosa no da derecho a negarla, es necesario que entendamos la raíz de nuestras limitaciones, lo que somos capaces o no de controlar, nuestros temores, lo que nos descontrola, hasta donde es capaz de llegar nuestro pensamiento. No tiene sentido alguno sumergirnos en diálogos inútiles con nosotros mismos, en nuestra mente, tratando de justificar que lo que pensamos o sentimos en determinado momento fue o es bueno o malo. El verdadero sentido está en reconocer ese sentimiento, indagar, buscar su causa, analizar nuestra reacción física ante la situación que nos generó ese pensamiento y ese accionar…y es justo allí, en ese momento en el que nos encontramos de frente a nuestra emoción, cuando ésta se desvanece ante nosotros.

75b4aa22-c822-41e9-be1a-d9d1666c68b5

 La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia. Sócrates

 

El conocimiento de nosotros mismos es descubrimiento, de lo que nos place y de lo que nos avergüenza, de los que nos genera alegría y tristeza, de lo que nos duele y de lo que sabemos necesitamos reconocer; el proceso de expandir nuestra propia luz interior, significa ir recorriendo nuestros propios caminos de oscuridad, hazlo sin temores, sin tratar de ocultarte nada, reconócete, acéptate, ámate y transforma aquello que sabes debe ser de otra manera, pero desde la verdad, tu propia verdad.

Si cerráis la puerta a todos los errores,

también la verdad se quedará fuera. Rabindranath Tagore

 

Invade tu cuerpo de tu ser de luz, permite que tu sabiduría se propague en ti, aceptando tus debilidades sabrás perfectamente cada una de tus virtudes, especialmente la de reconocer tus propias limitaciones, pues este conocimiento te dará la libertad plena de transformarlas.

a536fcbc-75d3-420d-8091-d863ffbdb33e