RINCÓN del TIBET

Quédate con quien te siga conquistando aunque ya te tenga

conquistando

Quédate con quien te siga conquistando aunque ya te tenga

Esas personas que detalle a detalle colman la vida de quienes aman, son las que normalmente tienden a tener espacios especiales reservados en los corazones de quienes quieren. Es de admirar aquel que aun habiendo ganado ya el corazón, lo sigue conquistando como si del primer día se tratase.

La conducta natural responde  a una curva que va tendiendo a cero en cuanto a atenciones y detalles se refiere, en función del tiempo transcurrido. El tiempo da sensación de seguridad y en principio se asume que el amor crece, pero muchas veces lo que crece en ese tiempo es la costumbre.

Dar el amor por sentado es uno de los errores que cometemos cuando nos sentimos seguros de alguien. Y esto puede tener lógica, sin embargo, eso  no debe justificar el no seguir conquistando esa persona que nos ama.

Muchas veces nos entregamos más a cualquier otra actividad u otra persona, que a aquella que sabemos que nos ama. Nos interesa saber más de la vida y de los sentimientos de otro, nos interesa quedar bien ante alguien más, nos interesa ser mejores personas inspirándonos en otras causas y apartamos de nuestro foco a esos amores que ya sentimos seguros y por eso no lo seguimos conquistando.

Quien alimenta sus relaciones día a día, aun cuando no es garantía de mantener vivo el amor, de seguro tiene un alto porcentaje de probabilidad de hacer crecer ese amor, en lugar de estancarse o penosamente ahogarse.

Claro está que estamos hablando de relaciones correspondidas, porque si nuestro corazón no se acelera con alguien y estamos cerrados a una posibilidad con esa persona, ni porque seamos el centro de su atención, ni porque nos llene de detalles, ni porque nos cante canciones, despertará en nosotros lo necesario como para querer estar y menos permanecer en la vida de esa persona. Muchas veces lo que se produce en los casos en los cuales recibimos mucho de quien no lo deseamos, es hastío y rechazo, en el peor de los casos esa persona resulta una presa sencilla para utilizar en caso de necesitar, pero sin interés de corresponder sentimiento alguno.

Aprendamos a valorar y cuidar lo que tenemos, más cuando sentimos que es allí donde queremos estar indefinidamente. Los detalles alimentan el corazón, hacen sentir especiales al otro y tienen la capacidad de canalizar nuestras energías y recursos de la manera más favorable hacia la relación… Experimenta, innova, sorprende… Acaricia el alma cada vez que tengas oportunidad y crea el amor que quieres disfrutar.

En definitiva, quédate con quien te siga conquistando día a día, pocas personas actualmente son así con sus parejas…

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda