RINCÓN del TIBET

Son los pequeños gestos los que pueden conquistar un corazón

Son los pequeños gestos los que pueden conquistar un corazón

Haz el bien. Da lo mejor de ti. Trata a otros como te gusta que te traten a ti. Lou Holtz

 

Generalmente nuestro día inicia lleno de tareas, con lo ajetreado del mundo hoy día, pocas personas realmente tienen un sueño reparador, de verdadero descanso, que implica vaciar la mente y relajarse en su totalidad, por el contrario, imperceptiblemente las personas se acuestan y se levantan agotadas  e inexplicablemente no entendemos como es esto posible si acabamos de despertarnos.

Ocurre que nuestra mente sigue trabajando aún durante el sueño y este estado nos mantienen en alerta aún cuando dormimos, de manera que iniciamos nuestro día bien sea a duras penas o con toda la disposición, pero de una u otra forma, nos movemos llevados por el ritmo de la rutina diaria, tratando en su medida de no dejar escapar nada, salir al trabajo o permanecer atendiendo la casa, dejar a los niños o tomarse el tiempo para desayunar algo…lidiar con el tráfico o con el medio de transporte e infinidades de cosas que se atraviesan en nuestro camino día a día.

Intenta siempre tratar un poco mejor a las personas de lo que es necesario. J.M. Barrie.

 

Entonces simplemente vivimos inmersos en un estado de semi conciencia que no nos permite mantenernos alerta a lo que sucede pues necesitamos constantemente revivir el pasado o planificar el futuro, en este escenario nos topamos con personas en el camino que muchas veces nos saludan o nos observan y no podemos percatarnos de ello, esto no quiere decir que sea intencional de nuestra parte o antipatía, sencillamente es una muestra de nuestra falta de atención a las cosas que nos rodean, a la vida en sí misma y a todo lo que ocurre frente a nuestros ojos.

Un simple saludo espontáneo, puede cambiar positivamente el día de alguien, incluso el de nosotros mismos, cuando somos recibidos con cariño, cuando sentimos la calidez de un abrazo o de un apretón de manos, entonces se activa en nosotros un sentido diferente de la vida, lo mismo ocurre a los demás, quizás si prestamos más atención a nuestra propia vida día a día, sin permitir que nos agobien los sucesos pasados o los venideros, podemos disfrutar un tanto más de las compañías, de las personas y de una simple conversación que nos inviten.

Nunca pierdas la oportunidad de tratar bien a alguien. William Makepeace Thackeray.

 

No podemos conocer la situación de nadie, sus alegrías o sufrimientos, realmente no llegamos a conocer a nadie a profundidad, pero tener la humildad y amabilidad de brindar un saludo a quien se cruza en tu camino, puede resultar un aliciente para esa persona, quizás suavizar un dolor o recordarle con una mera sonrisa que la vida está allí, para sanar, para trascender y para tener la voluntad de continuar.

Suma alegrías a la vida de las personas, no importa si tu gesto es correspondido o no, de igual manera realizarás un acto de amor y solidaridad para quién en alguna situación lo necesite y de seguro recibirás tu gesto en el momento menos pensado, más allá de las rutinas y las responsabilidades, somos seres humanos, esto no puede olvidarse nunca, brindar un gesto de amor espontáneo, puede aliviar muchos corazones.

 

También te invitamos a visitar:

Hermosas ilustraciones retratan los pequeños detalles en los que se encuentra el amor día a día

La ternura tal vez sea la única certeza del amor verdadero

Se busca un amor…

Este corto te dará una lección sobre el amor y la suerte

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda