RINCÓN del TIBET

No te detengas ante la vida, pero tampoco quieras correr demasiado…

No te detengas ante la vida, pero tampoco quieras correr demasiado…

Cada persona tiene un ritmo de vida particular, cada quien se adapta a su propia rutina y aprende a conocer muy bien sus propios tiempos y espacios, de hecho podemos conseguir personas que viven aceleradas prácticamente todo el día, incluso al dormir, su cerebro sigue activo y suelen levantarse cansadas o planificando, igualmente conocemos personas que llevan un ritmo de vida tan pasivo que casi desespera.

La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia, la debilidad del fuerte. Inmanuel Kant

 

No se trata de adoptar un extremo u otro, más bien de buscar un punto medio, un equilibrio en la balanza, no consiste la vida en vivir detenidos, esperando a que las cosas nos lleguen por sí solas, si bien no es recomendable forzar las cosas, también es obvio que si deseamos algo, debemos encaminar de alguna manera las acciones, para llegar y cumplir el cometido.

Por otra parte vivir a la carrera, pretendiendo que todo sea en el momento en el que lo deseamos o necesitamos, sin mantener un mínimo de paciencia y aprender a esperar el momento oportuno, únicamente nos llenará de frustraciones, de sin sabores y de un constante cansancio, pues del apuro sólo queda el cansancio, como bien dice el dicho.

No confundas la paciencia, coraje de la virtud, con la estúpida indolencia del que se da por vencido. Mariana Aguiló

 

Aprender a balancear las acciones de nuestra vida, nos dará la oportunidad de pensar, de evaluar, de tomar decisiones certeras sin extra limitarnos en cuanto al tiempo, existen circunstancias que requieren de acciones y determinaciones rápidas, oportunidades que una vez que se presentan deben abordarse o dejarse, no tenemos todo el tiempo del mundo para decidir, por lo que quedarnos parados pensando cual sería la mejor vía, sin activar el dinamismo, no nos dará los resultados esperados, así que debes mantener un punto medio que te otorgue cierto margen de acción, tan largo como para no caer en estrés o angustia y tan corto como para que no se te pase la vida pensando que hacer.

Quien quiere acertar, aguarda. Antonio García

 

Cuando formamos pareja, es común encontrarse estos extremos, generalmente las personas que afinan siempre logran un equilibrio, uno de los dos representa el dinamismo y la premura, en tanto que el otro es la calma y la serenidad, juntos hacen un buen complemento, cuando logran entenderse y trabajar juntos, porque de lo contrario, las persona activa terminará frustrada ante la pasividad de la pareja o la persona paciente perderá de vista las intenciones y finalidades de su pareja que vive en plena acción, por lo que es certero para la pareja encontrar el engranaje de sus personalidades.

Encuentra el ritmo en tu propia vida, aprende a conocer tus capacidades y a desarrollar aquellos espacios en los cuales no eres tan fuerte, mantén siempre un punto medio, en tus reacciones, en tus palabras, en tus pensamientos y en tus deseos, cuando llegas a comprender que el tiempo del universo es perfecto, entonces podrás recibir lo que necesitas en el momento apropiado, sin estar tan agobiado como para no verlo o tan relajado como para dejarlo pasar.

Mantener la atención en nuestra vida, observando siempre, nuestro presente, nos permitirá aprovechar cada oportunidad, saber tomar las decisiones indicadas y guardar los silencios necesarios, busca el punto en tu vida sin tener que pararte o correr tras ella.

 

También te invitamos a visitar:

Me cansé de esperarte

Ya no tengo paciencia para algunas cosas ………

La paciencia es un árbol..

Si tú no Tomas Las Decisiones de tu Vida, la Vida Tomará Las Decisiones Por ti

 

 

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda