RINCÓN del TIBET

No pelees con la vida, fluye con ella

pelees

No pelees con la vida, fluye con ella

Algunos de nosotros, sobre todo los más terquitos, solemos ponernos un poco resistentes a ciertos acontecimientos de la vida, especialmente esos que no nos gustan, nos negamos y hasta peleamos con la vida. Sin embargo, lo único que normalmente ganamos con esa actitud es lastimarnos en ese proceso, así que por esa simple razón no pelees.

Mientras más rígidos afrontamos una situación, más riesgo tenemos de quebrarnos, la naturaleza nos da muchas pistas al respecto. Nos habla de que la flexibilidad es una de las destrezas que debemos practicar, hasta que sea nuestra respuesta natural.

A algunos les cuesta ser flexibles, porque lo asocian a dar el brazo a torcer y rendirse y no se trata de eso, se trata de entender que en la vida nos pasará de todo y mientras más nos enfoquemos en aquello que no queremos presente en nuestras vidas, mientras nos enfrascamos en evitar algo, mientras mas pelees, mientras más energía dirijamos en sacar aquello que no nos gusta de nuestras vidas, más fuerza le daremos, más presente estará y más de eso veremos manifestado en nuestras vidas.

Si algo no te ayuda; quítale el único poder que tiene: tu atención. Carolina Herrera

 

La vida en su todo es un continua creación y un continuo aprendizaje, si recordáramos lo que somos en esencia, viéramos hasta con cierta gracia inclusive las lágrimas derramadas. Venimos acá a vivir diversas experiencias, a sentir, a crear, a amar y en medio de todo eso hay altos y bajos, hay desilusiones, hay desencuentros, hay tristeza, hay miedo… Pero cuando terminamos esta experiencia, somos luz, con la calma y la paz que nos define y vemos todo esto como un grato juego.

Pero mientras estamos acá, perdemos la perspectiva y nos adueñamos del personaje, sufrimos, nos negamos a nuestra propia creación, queremos responsabilizar a otros o tratarnos con el látigo de la culpa y con ello solo potenciamos lo que no nos agrada, invertimos más tiempo en aquello que no desearíamos vivir, que inclusive quizás previamente ya escogimos con algún fin.

Sé flexible, sé noble contigo y permítete fluir con cada experiencia. No te gusta lo que estás viviendo, crea otra realidad… Pero eso no lo lograras aunque pelees con la vida, por el contrario, aprende a soltar, a pasar la página. El que las cosas no salgan como uno quiere, a veces es el mayor golpe de “suerte” que podamos tener.

Dale más importancia a lo que te hace feliz y de a poco, tendrás menos motivos para que pelees con la vida..

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda