RINCÓN del TIBET

No lamentes envejecer… agradece la posibilidad de vivir esa etapa de tu vida

No lamentes envejecer… agradece la posibilidad de vivir esa etapa de tu vida

La mayoría de las personas sienten temor ante el hecho de envejecer, es como si la vejez fuese ese lugar y momento donde pocos quisiéramos estar.

Nada nos hace envejecer con más rapidez que el pensar incesantemente en que nos hacemos viejos. Georg Christoph

 

Sin embargo, resulta interesante conocer que vivir plenamente la etapa de la vejez es posible, sólo tienes que deslastrarte de muchos prejuicios innecesarios que han sido construidos en torno a esta etapa de la vida.

En primer lugar debes aceptarte, aceptar que la vida físicamente tiene un curso trazado, que tu cuerpo no será siempre firme o lozano, pero no por ello no debe ser sano ni hermoso. Llevamos en la piel las marcas de nuestra vida, nuestras decisiones y caminos, así que cada línea dibujada y cada surco cuenta una historia de tu vida, cuídate pero no enloquezcas pretendiendo jamás envejecer, pues resultará muy frustrante darte cuenta al final que perdiste mucho tiempo ante lo inevitable.

Envejecer es como escalar una gran montaña: mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena. Igmar Bergman

 

No vivas juzgando tu pasado ni cuestionando tus decisiones, ya todo es pasado y no es necesario revolcarnos en lo que pudo causarnos sufrimiento en el pasado, este es el presente y tu estas en él.

Valora y disfruta cada experiencia que te ha dejado sabiduría, en esta etapa de la vida tienes algo que nadie puede quitarte, tu sabiduría y tu experiencia, puedes observar y escuchar casi cualquier problema y seguramente te generará una sonrisa y un suspiro de comprensión, cómo decirle a esa persona que no tiene sentido preocuparse?…eso ya tu lo sabes, goza de tu ventaja.

Anímate a vivir cada día, continúa disfrutando de aquello que atrae tu madurez, un buen libro, una buena conversación, un ambiente a tu gusto quizás, no te prives de consentirte, la vida es del espíritu y allí radica la verdadera eternidad.

Los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario. Arthur Shopenhauer

 

Di adiós sin mayor explicación, en esta etapa de la vida que cada quien piense lo que quiera, estoy donde y con quien quiero y no me siento atada a nada ni nadie, no voy seguramente a poder complacer a todos…pero esa ya hace mucho dejó de ser mi intención, ahora comprendo que no tiene sentido desgastarse enllenar espacios que seguramente debieron estar vacíos.

Y por último es importante lucirte, estás en la etapa más sensata de la vida, donde la educación y la fuerza quedo atrás, es el momento de la sabiduría y la sensatez… así que dale paso y disfrútalo.

 

También te invitamos a visitar:

6 mitos sobre nuestros mayores

El maravilloso cerebro emocional de las personas resilientes

Yo no tengo edad, yo tengo vida

No te lamentes de envejecer,

 

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda