No estás aquí para sobrevivir… ¡Estás aquí para comerte el mundo!

Tómate unos minutos para pensar por qué estás en esta experiencia, todo lo que tuvo que pasar para que efectivamente puedas estar aquí en este momento leyendo esta entrada, todas las personas que tuvieron que coincidir a lo largo del camino, el milagro de la concepción, esa combinación perfecta que le da sentido a tu existencia física tal y como la conoces, el que tu madre haya decidido mantenerte en su vientre… ¿No te parece que todo es demasiado mágico como para que la sola idea de tener una vida lamentable, no sea absolutamente rechazable?

La vida es el más importante milagro que tenemos al alcance de nuestras manos, no deberíamos dejar que por inercia recorramos el camino de principio a fin, ¡debemos estar al tanto de lo que podemos hacer y sacarle el jugo al máximo!

Realmente considero que no importa lo que hagamos, mientras que nos sintamos bien en el proceso, mientras nos sintamos llenos, útiles, amados, amando… No tenemos que ser una estrella de rock, el presidente de una nación, un monje budista, una modelo internacional (si no lo queremos), para que nuestra vida tenga sentido, lo que sí tenemos que hacer obligatoriamente es sentirnos a gusto en el proceso.

chica-feliz-haciendo-crecer-su-autoestima

Si nos sentimos viviendo una vida que no nos llena, si estamos interpretando un papel con el que no nos sentimos cómodos, si nos sentimos desvalorizados en un ambiente, si el lugar donde vivimos no se presta para lo que queremos hacer, nada, absolutamente nada nos puede obligar a permanecer en ese esquema sin tomar acciones.

Es más te voy a dar un dato, que ya lo he escrito mucho, pero por si no me sigues: imagínate a diario haciendo lo que quieres hacer, viviendo lo que quieres vivir y con esa emoción positiva continúa tu día, no es necesario que te armes de entrada un plan estratégico y táctico de cómo llegarás allí… Una vez que tienes una idea de lo que quieres, solo debes sentirte allí y el universo se encarga de los cómo.

Si desde donde estás solo sabes que no es lo que quieres, pero no estás claro en lo que sí (que ocurre con mucha frecuencia, así que no te sientas mal), comienza diciéndote: quiero saber qué es lo que quiero para vida y quiero escuchar cada mensaje que sea para mí. Comenzarás a identificarte con actividades, a querer aprender cosas nuevas, personas que te inspiren llegarán a tu vida y estarás permitiendo el descubrir de lo que quieres para tu vida y una vez que se instale en tu corazón, no te quedará más que seguir el camino que te lleve a ello.

Camino-de-estrellas

No vinimos a sobrevivir, vinimos a VIVIR, en grande, en negritas, subrayado… No sabemos si habrá otras experiencias de este tipo (yo creo que sí), pero de cualquier manera: ¡ésta, es una oportunidad única! Saquémosle el mayor provecho posible, que si hay algún arrepentimiento, no sea por haber malgastado nuestro valioso tiempo.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet

 

x