No esperes demasiado para apartar de tu vida lo que nada aporta…

No todo lo que nos rodea es de utilidad, no siempre tenemos cerca lo que deseamos, las cosas, personas y situaciones van y vienen, como las olas en el gran océano de la vida, así, aprendemos y vivenciamos cada cosa, cada etapa y cada proceso de la vida, sin embargo, muchas veces las cosas continúan ocupando tiempo y espacio, aún y cuando ya no tiene nada que aportar o en el peor de los casos, lo que aportan ya no nutre nuestra vida.

Cierra etapas si quieres avanzar. No por orgullo, sino porque esa persona ya no encaja en tu vida. Anónimo

 

mujeres-haciendo-pompas-de-jabon-Copy

Todo tiene una razón de ser, tener la humildad de saber apreciar la sabiduría, es algo que no se aprende, simplemente se siente desde la sinceridad, en este sentido, es sabio comprender cuando es necesario cerrar un capítulo y pasar una página vivida en nuestra vida, bien se porque ya cumplió su ciclo y es vital retirarlo, o porque sencillamente nos quedamos apegados y atados sin darnos cuenta, aún y cuando no nos resulta beneficioso.

Esto es muy común y repetitivo en las relaciones de parejas, preferimos lidiar con la costumbre, por ahorrarnos el tener que comenzar de nuevo alguna relación, de igual manera pasa con los empleos que asumimos, llegamos a puntos de inconformidad, en los cuales sentimos que ya no podemos dar ni recibir más y somos incapaces de correr el riesgo y cambiar de trabajo.

riesgo

 Nada ni nadie nos es imprescindible! Sólo es costumbre, apego y necesidad. Paulo Coelho

 

El tiempo, es un regalo valioso que a todos nos fue dado, además con el libre albedrío como condición general, así se nos va, día a día, segundo a segundo, y no logramos entender, que tenemos en nuestra vida todo aquello que deseamos que entre en ella, que toleramos, que aceptamos y que permitimos que permanezca, desde las personas hasta los recuerdos.

Arriesgar

Menester es depurar nuestra vida, saber cosechar y separar el trigo de cizaña, barrer con todo aquello que no nos nutre ni nos aporta, valorar a quien nos valora y aprender a escuchar, para ciertamente, aprovechar cada instante de nuestro camino, que aunque lo sepamos o no, lo hemos elegido con antelación.

El arte de vivir implica saber cuándo aferrarse y cuándo dejar ir. Havelock Ellis

 

Perdemos tiempo valioso esperando cambios en la vida, desperdiciamos espacios pensando en que llegará algo mejor, las oportunidades pasan y muchas veces ni nos damos cuenta de ello, no es necesario arrastrar un equipaje que no nos aporta nada en la vida, cada quien debe asumir sus cuentas y responsabilidades, aunque nos resulte doloroso, es un acto de salud mental y de progreso.

¿Terminaste tu trabajo? ¿Se acabó una relación? ¿Ya no vives más en esa casa? ¿Debes irte de viaje? ¿Una amistad se acabo?
Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente “recordando” los porqués, en rebobinar la cuenta y tratar de entender por qué sucedió tal o cual hecho, lo importante es comprender que debes dejarlo ir.

Por: Marvi Martínez

También te invitamos a visitar:

Aprende a dejar ir las cosas que no puedes controlar

Pocas cosas requieren más valor que dejar ir

Dejar ir es reconocer que algunas personas son parte de tu historia, no de tu destino

Yo también tengo a alguien que a pesar de los daños, me cuesta mucho dejar ir