Mantente cerca de cualquier cosa que te haga sentir feliz por estar vivo

No hay comparación entre llevar una vida inercial, en donde no podemos distinguir un día de otro, donde solo nos dejamos llevar por lo que nos ocurre y pareciese que simplemente estuviésemos esperando un último día, a estar movidos por la pasión, por la alegría de la vida, por el agradecimiento y las ganas de estar y de proseguir.

Se supone que no necesitamos más motivación, más foco de felicidad que nosotros mismos, que el simple hecho de despertarnos y tener un nuevo día por delante debería ser estímulo suficiente como para salir a comerse al mundo, sin embargo, ocurre que no siembre estamos vibrando de esa manera, y los estímulos solo los conseguimos afuera.

Esto no está mal, porque nos ayuda a sentirnos bien y cuando nos sentimos bien, nos va bien… Así que si tenemos algo o alguien que le da luz a nuestras vidas, lo más inteligente es tratar de mantenerlo cerca. Si nos hace sentirnos felices por estar acá y ahora, de seguro es algo que vale la pena… No sabemos qué pasará mañana, pero por los momentos debemos disfrutarlo, cuidarlo y agradecer su presencia en nuestras vidas.

feliz-RINCON-DEL-TIBET

Ciertamente hay algo en nuestro interior que es lo que identifica esos focos de luz, si ese detector está apagado, podemos estar rodeados de cosas y personas maravillosas, que aporten en positivo a nuestras vidas, pero no podremos apreciarlos. Por lo que resulta necesario estar abiertos a ver los pequeños milagros en nuestras vidas, detectar lo que nos hace bien, valorar todas nuestras bendiciones, etc.

Si nos sentimos apagados y sin capacidad de verle el lado bonito a las cosas, hagamos un ejercicio sencillo, pongamos un recordatorio en nuestro móvil que cada 30 minutos nos recuerde identificar cualquier cosa que nos guste en el momento que estemos viviendo, cualquiera que podamos percibir con nuestros sentidos o que nos haga sentir una emoción agradable. Con esto conectaremos con la energía del agradecimiento y de la abundancia, comenzaremos a darnos cuenta de las pequeñas cosas agradables a nuestro alrededor que nos inspiran y lo más importante, comenzaremos a manifestar más de lo que nos gusta.

Donde pones tu atención, pones tu energía

amor-verdadero-RINCON

Si aprovechamos este principio de manera consciente, hasta habitualmente usarlo a favor, estaremos detalle a detalle llenando nuestra vida de lo  que nos hace sentirnos mejor. Poco a poco, nos iremos conectando con nuestra esencia y en nuestro interior podremos encontrar la verdadera felicidad, que estará a nuestro alcance en todo momento y será la mejor de las fuentes de inspiración.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet