RINCÓN del TIBET

Mantén tus pies en el suelo, pero deja que tu corazón vuele alto…

Mantén tus pies en el suelo, pero deja que tu corazón vuele alto…

Ser realista es un aspecto que muchas personas pueden tomar como virtud y otras como defecto, aquellas que ven el hecho de ser realista como una virtud, suelen pensar que las personas realistas siempre están ubicadas en el presente, en la realidad, son objetivas, parciales y no andan atadas a ilusiones, sin embargo por su parte, los que lo ven como un defecto, piensan que las personas realistas anulan constantemente sus sueños, no se permiten liberar su creatividad y esa realidad, las convierte en personas duras y un tanto insensibles.

El futuro pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños. Eleanor Roosevelt.

 

Ocurre que las dos alternativas planteadas son sencillamente enfoques, prismas, con los cuales cada quien conceptualiza el hecho de ser realistas, sin embargo, no está mal que vivamos con los pies en la tierra, debemos estar atentos, alertas y siempre observando nuestro presente, todo lo que nos rodea, los pensamientos que llegan a nuestra mente, las sensaciones y simplemente saber a que atenernos, vivir de ilusiones y mantener los sueños es un hecho maravilloso que puede permitirse el ser humano, pero siempre se debe tener un nexo y un vínculo con la realidad.

 El mundo necesita soñadores y el mundo necesita hacedores. Pero sobre todo, el mundo necesita soñadores que hacen. Sarah Ban Breathnach.

 

Que tu mente y tu razón siempre deban mantener esta conexión con tu realidad, se hace necesario para llevar una vida organizada y coherente, sin embargo, no por esto debes impedir que tu corazón vuele lo más alto que pueda, que tenga la libertad de amar, de entregarse libremente, de navegar por mares de ilusiones, de albergar hermosos y maravillosos recuerdos, de expresar sus sentimientos y de expandirse constantemente.

Deja que tu corazón vuele y aprende a través de él lo hermoso y maravilloso de la vida, nuestro corazón no está atado a razonamientos lógicos, ni a necesidades materiales es pureza y es libertad plena, lo que resulta coherente y racional para nuestra mente, para nuestros pensamientos, para los asuntos prácticos de la vida, no le resultan de ninguna utilidad al corazón, lleva tu esencia y tus más anhelados sueños lo más alto que puedas a través de tu corazón, que puede llegar a cualquier lugar y tomar cualquier rumbo, pues no necesita ninguna atadura y lo mejor de todo es que nadie puede decirte qué hacer con él.

Para conseguir grandes cosas, debemos no solo actuar, sino también soñar, no solo planear, sino también creer. Anatole France.

 

Podemos tener innumerables influencias y responsabilidades en nuestra vida diaria, nos pueden decir que hacer y que no, sabemos lo que está bien y lo que está mal y tratamos de ajustarnos a una sociedad,  vivimos en aras de cosechar un buen camino y cultivar un camino sensato para nuestros hijos,  pero nuestro corazón no tiene atadura válida que no puede romper.

Vive y asume tu realidad, mantente clara, alerta y en observación de todo lo que ocurre en tu vida, experimenta cada sensación y cada percepción, has conciencia de cada experiencia que vives pero no ates a tu corazón, no te niegues a sentir y a vivir lo que realmente quieres hacer, déjalo que vuele libremente, siéntete vivo y siempre apuesta por lo que amas en la vida, todo lo demás es superfluo.

 

También te invitamos a visitar:

Me gustan las personas capaces de volar con un ala herida

Un alma para volar…

Lo mejor de la vida llega sin planearlo

Son las pequeñas cosas las que alimentan nuestro corazón… Aprende a disfrutar de ellas

 

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda