Lo que debes hacer el primer día de año nuevo

A pesar de que el tiempo es solo una invención nuestra para llevar un control acerca de la secuencialidad de nuestra vida, los inicios de nuevos años son ideales para brindarnos nuevas oportunidades, para abrirnos a nuevos ciclos y comenzar a hacer las cosas de forma tal de que nos conduzcan a donde queremos estar.

En esta lista te daré algunas recomendaciones para que arranques este año con la mejor energía posible:

Agradece estar donde estás, éste es tu punto de partida para lo que te restra de vida, es imposible cambiarlo y desde allí, lo consideres positivo o no, debes arrancar para crear la vida que quieres. Agradece y honra cada experiencia que te ha conducido hasta aquí, inclusive los errores cometidos que hoy forman parte de tu sabiduría.

Haz una lista de todo lo que quieres conseguir durante este año, una lista escrita y toma una pausa en cada punto para imaginarte en ello. Detalla cada escenario en tu mente, tu ropa, percibe los olores, la temperatura, las personas presentes, la emoción que sientes, todo, mientras más detalles, mejor te programarás para materializar cada deseo.

mujer-leyendo-junto-a-un-gato-blanco

 

Prométete dejar el pasado atrás, las lecciones se aprendieron, lo que tuvo que doler dolió, ya nada es útil ahora… Lo que te haga sonreír el alma, puedes traerlo a tu mente cuantas veces quieras, cualquier cosa que no, atrás, donde estuvo y sin cabida en el presente.

Organiza tu ambiente, si no lo hiciste para despedir el año, cualquier momento temprano será adecuado para ello. Como están las cosas a tu alrededor suele estar tu interior. El orden da claridad y paz mental, si tenemos un caos o suciedad afuera, será complicado centrarnos en nuestro interior.

Dale cabida en tu día a día a lo que te gusta, este año no puede pasar mucho tiempo sin que te dediques a aquello que amas, es allí donde está la prosperidad, solo confía en tu talento, púlelo, capacítate, pero dedícate a lo que amas.

joven-tocando-el-violín-con-sensibilidad (1)

Siéntete bien con tu vida, no te recrimines nada, no te compares con otras personas, cada uno de nosotros es único, no hay vidas mejores o peores, eso es una creación mental, solo hay vidas diferentes, reconcíliate contigo, ámate, cuídate y llénate de orgullo por lo que has logrado, aun cuando tengas la creencia de que pudo haber sido mejor.

Si no te da tiempo de hacerlo todo en un solo día, tómate lo que necesites, lo importante no es la fecha, es la disposición, es la energía, es la vibración… Está en ti tener el año que te gustaría. Créalo como quieres y no como temes que sea.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet