RINCÓN del TIBET

Las grandes cosas toman su tiempo, ¡no te rindas!

grandes cosas

Las grandes cosas toman su tiempo, ¡no te rindas!

El camino de la vida puede llegar a ser muy agotador, no siempre tenemos la misma disposición o el mismo ímpetu con el cual iniciamos nuestro recorrido, y no significa que seamos más o menos guerreros, es completamente normal pensar en desistir en algunos momentos, especialmente si pensamos que lo hemos dado todo por las grandes cosas de la vida.

Los débiles no luchan. Los más fuertes quizás luchen una hora. Los que aún son más fuertes, luchan unos años. Pero los más fuertes de todos, luchan toda su vida, éstos son los indispensables. Bertolt Brecht

Solemos luchar por alcanzar lo que deseamos, nuestros sueños, metas, objetivos o desafíos, esperamos llegar cada vez más lejos, subir más alto, alcanzar el éxito, y olvidamos circunstancialmente, que las grandes cosas llevan su tiempo, que es menester darles su valor, su ritmo, su oportunidad, y pensar en darnos por vencidos, solo nos aleja de la satisfacción de luchar con esfuerzo por lo que queremos y merecemos.

Si observamos nuestra vida, nos daremos cuenta que cada cosa tiene un lugar y hay un lugar para cada cosa, que lo que amamos, lo que llena nuestra vida, lo que no somos capaces de negociar, ha llevado un tiempo, no ha aparecido de la nada en nuestra vida, valoramos aquello que más nos ha costado, que nos ha representado lucha, esfuerzo, espera y hasta lágrimas.

No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo.
Mario Benedetti

Darse por vencido es un opción que muchos pueden elegir, desisten de lo que buscan, sienten que no pueden continuar, no comprenden que en la vida todo llega a su tiempo, en su momento, y suelen ser cosas que iniciamos en algún momento y quizás sentimos que no avanzaban, que no eran para nosotros o que no podíamos conquistarlas.

Lo mismo pasa con las personas, las relaciones más maravillosas suelen hacerse esperar, llevan su tiempo, su dedicación, su valor, y es esto lo que las hace especiales, únicas e incomparables. Quizás si no nos atrevemos a luchar, a esperar, a tener la entereza de seguir adelante, nos perderemos la oportunidad del disfrute y de obtener lo que esperamos y por impaciencia no supimos continuar.

A veces en la vida hay que saber luchar no sólo sin miedo, sino también sin esperanza.
Alessandro Pertini

Entonces cabe preguntarse, ¿queremos grandes cosas en nuestra vida?… estemos dispuestos a darnos el tiempo necesario para recibir las grandes cosas de la vida.

Por: Marvi Martínez

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda