Haz lo que siempre has hecho y obtendrás lo que siempre has obtenido

Cada una de nuestras decisiones hoy está determinando de alguna manera nuestra mañana y de la misma manera aplica para nuestro presente y nuestro pasado… Cada día vamos generando una nueva realidad, la cual a pesar de ser nueva puede ser bastante parecida a la anterior.

La única manera de garantizar que viviremos experiencias diferentes y obtendremos resultados distintos viene de hacer cosas diferentes a las que hemos venido haciendo.

No es casualidad que tengamos la sensación de repetir experiencias. A veces salimos de una relación y entramos en otra tan parecida que parece solo haber cambiado el nombre del apersona. Normalmente escuchamos a personas quejarse de que siempre les pasa lo mismo, incluyen a la suerte y al destino en sus lamentos, pero no llegan a darse cuenta de que ellos mismos están generando las mismas situaciones una y otra vez.

Hay muchas maneras de cambiar los resultados, acá te dejamos algunos tips que consideramos te pueden ser de utilidad:

Enfócate en lo que quisieras vivir: Muchas veces nos enfocamos más en lo que no deseamos, que en lo que sí y entramos en sintonía con aquello que quisiéramos evitar.

Recuerda las cosas positivas de las experiencias de tu pasado: Todos podemos recordar nuestro pasado como queramos, podemos darle protagonismo a lo que nos gustó y nos hizo sentir bien.

ojos-con-mariposas

Proyéctate de manera diferente en tu futuro: Si te proyectas con los mismos recursos, capacidades y vivencias que las de tu presente, será complicado que llegues al futuro viviendo algo distinto a lo experimentado hasta ahora.

Siéntete capaz de alcanzar lo que quieres: Confía en ti, tú te colocas o te quitas las alas.

Cree en tu poder de crear tu vida: Ni una situación, ni tu entorno, ni alguien cercano creará tu vida, solo tú lo haces. Crea una que te guste vivir.

Monitorea tus pensamientos y evita los negativos: En tu mente comienza tu proceso creador y el pensamiento es un gran detonante.

imagen-femenina-en-hebras-de-colores

No hables mal de tu pasado: Suelta el rencor y el resentimiento, cuando hablas mal de tu pasado estás eligiendo qué situaciones estás dispuesto a repetir.

Busca la manera de subir tu estado anímico: A quien se siente bien, le va bien, así de simple.

Estas recomendaciones te ayudarán a obtener resultados diferentes y más cercanos a la vida que te gustaría vivir, pero que consigues mecanismos para sabotearte, alimentando dudas, miedos y creencias que van en contra de lo que sí quisieras en tu vida.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet