RINCÓN del TIBET

Estás en todo tu derecho de decidir no ser madre

Estás en todo tu derecho de decidir no ser madre

Definitivamente muchas de las decisiones que tomamos a lo largo de nuestras vidas están altamente influenciadas por la sociedad en la que vivimos, por miedos y por presiones de diferente índole. Sin embargo la decisión de ser madre o no serlo, debería ser solo tomada desde la esencia misma de la mujer, sin ningún tipo de presión.

El mundo no necesita una cantidad mayor de seres humanos, mucho menos necesita de hijos traídos al mundo a la fuerza, porque bueno soy mujer y se supone que es uno de mis roles más importantes, o porque mi esposo quiere tener hijos, o justificado en que aún no quiero, pero no puedo esperar a que la menopausia entre a mi vida para decidirme. No, no debería pensarse ni decidirse evaluando este tipo de parámetros. El hecho de estar preparada naturalmente para ser madres, no obliga a una mujer a serlo.

Aplaudo de pie a toda mujer que tenga la completa responsabilidad para reconocer que no quiere tener hijos, que quiere conocer el mundo sin un niño a quien cuidar, que no quiere preocuparse, ni desvelarse por un ser que requiere tanta atención, que quiere darle un papel protagónico en su vida a su carrera, o a su pareja, o no quiere afectar su cuerpo, o comprometer sus finanzas … en fin, no hay que justificar para felicitar a una mujer que se para frente a una sociedad, familia, pareja, etc y dice: No quiero ser madre.

Ser madre es una decisión personal, individual, luego pues entra en juego la pareja que debe estar de acuerdo para que no se generen conflictos, pero en principio es algo netamente personal. Evidentemente esta decisión no está escrita en piedra, una mujer puede hoy decir no quiero ser madre y luego darse cuenta de que sí quiere vivir esa experiencia y es totalmente válido. Lamentable es que ocurra en dirección contraria, quiero ser madre y luego de tener a mi hijo, pues me lamento y ya no quiero serlo…

Ser madre es una gran responsabilidad, un rol para el que no se enseña, un rol para el que nunca, aún deseándolo, se está preparado para cubrirlo… Quizás las mujeres que deciden no ser madres entiendan esto a mayor profundidad, lo hayan analizado bien y sepan que para traer un hijo hay que estar al menos convencidos de querer hacerlo.

Sea cual sea la decisión que tomes en tu vida, de ser o no ser madre, hazlo con toda la responsabilidad que el caso amerita, si quieres ser madre, enfócate en ser una buena madre, en amar a tu hijo y demostrárselo siempre, en guiarlo y educarlo. Si decides no ser madre, pues sencillamente sigue a tu corazón, es tu derecho, no todas las mujeres tienen la valentía de decidirlo y menos de decirlo, pero nunca tengas hijos por obligación.

Ante la duda, pues siempre indaga, busca en tu interior, visualiza los diversos escenarios, conversa con madres y con mujeres que no tengan hijos, no todas las buenas madres les gustaba jugar a la mamá de su muñeca, ni disfrutaban de la presencia de un niño, pero el instinto y el amor que desarrollan al nacer su hijo es sin duda inigualable. También escucharás personas que pudieron haber llegado más lejos profesionalmente y no lo hicieron por la llegada de un hijo, puedes ver muchos escenarios, hay muchas cosas que se pueden hacer en simultaneo, busca todas las respuestas que necesites… Aunque en tu interior siempre sabrás qué es lo quieres hacer al respecto… Si escuchas con atención sabrás que decisión tomar.

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda