RINCÓN del TIBET

Entre aparentar y ser, decide siempre SER

ser

Entre aparentar y ser, decide siempre SER

Aunque pueda sonar extraño, ilógico y hasta medio absurdo, la realidad es que pasamos gran parte de nuestra vida, luchando por mantener aquello que deseamos parecer, lo que queremos reflejar, que los demás vean de nosotros, y si bien esto no significa que no seamos aquello que parecemos, si invertimos toneladas de tiempo y energía, cultivando lo que deseamos que los demás vean de nosotros, perderemos el enfoque en lo que verdaderamente somos.

Pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos. Nicolás Maquiavelo

 

Desempeñamos muchos roles en la vida, más o menos responsabilidades, cosas que nos gustan y otras que nos disgustan, pero nos toca, se presentan y debemos asumirlas, sin embargo, así como solemos escaparnos y evadir algunos roles, existen otros que nos atrapan y deseamos mantenerlos en el tiempo, aún y cuando ya no nos corresponde asumirlos.

Lo mismo puede ocurrir con roles que nunca nos ha tocado asumir, simplemente nos atraen por alguna razón o quizás porque no exista nada más alejado de lo que realmente somos, entonces comenzamos a parecer, dejamos de ser para mantener una determinada apariencia.

Confiad en los que se esfuerzan por ser amados; dudad de los que sólo procuran parecer amables. Giacomo Leopardi

 

Algunas veces, esto es algo que hacemos de manera inconsciente, como por ejemplo las madres ante los hijos, aunque el dolor haga mella procuran mantener la entereza para no transpolar la angustia a sus hijos, de manera que hay apariencias válidas, incluso justificables, pero aquellas que nos alejan de nuestra esencia terminan por menoscabar nuestra vida.

No se puede vivir la vida pareciendo, es realmente agotador abandonar nuestra propia idea de lo que nos hace feliz por hacer ver a los demás lo que desean ver, porque está situación nos llena de angustia, de cansancio, de mentiras y lo más triste es que nos aleja de quiénes somos realmente, no podemos vivir en paz en esa situación.

Las personas no son ridículas sino cuando quieren parecer o ser lo que no son. Giacomo Leopardi

 

Cultivemos lo que somos, aceptemos lo que hemos recorrido, asumamos nuestro destino y nuestra vida, no hagamos de nuestra vida una apariencia, seamos felices con lo que somos.

Por: Marvi Martínez

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda