RINCÓN del TIBET

Puedes perder muchas cosas, pero la paz nunca es una opción

muchas cosas

En la vida puedes perder muchas cosas, pero perder la paz nunca es opción

Muchas cosas se quedan en el camino tras nuestro paso, cosas que deseamos dejar y otras que quisiéramos no perder jamás, es parte del aprendizaje, de la experiencia, del progreso en la vida, sin embargo, hay algo que nadie puede robarte jamás, tu paz interior.

No hay camino para la paz, la paz es el camino. Mahatma Gandhi

Básicamente nos pasa aquello que permitimos nos pase, evidentemente hay muchas cosas por fatalidad, causa y efecto que la mayoría de las veces no vemos venir, pero sigue existiendo una diferencia en como vivimos lo que enfrentamos, y es nuestro equilibrio interno, nuestra esencia, esa armonía que debemos mantener con nosotros mismos.

Nuestro entorno, indudablemente suele tener muchas cosas que influyen en nuestra vida, tanto positiva como negativamente, genera y estimula, muchos sucesos en nuestro camino, pero nos toca a cada uno de nosotros decidir si permitimos o no que nos desestabilice, que nos afecte y que llegue a alterar nuestro estado mental y por ende nuestra paz.

Cuando me preguntaron sobre algún arma capaz de contrarrestar el poder de la bomba atómica yo sugerí la mejor de todas: La paz. Albert Einstein

Sabemos que el concepto de paz es muy relativo, cada quien tiene nada percepción distinta de lo que representa su paz, pero algo si es seguro, y es que la paz es un estado de consciencia, es la mirada clara y serena, sin juicios, sin razones necesarias, simplemente es sentirse pleno y conforme con lo que se tiene, se hace y se es.

Si resulta inevitable que nos rodeen muchas cosas negativas, que el dolor nos toque, que los prejuicios nos molesten, no permitas que te afecte más allá de tu criterio, no te conviertas en lo que alguien más piensa de ti, libérate de los exprimidores de energía, cuida tu espacio y tú libertad, elige lo que piensas y lo que te nutre cada mañana, date un respiro cuando lo necesites y confía en ti más que nadie.

Si no estamos en paz con nosotros mismos, no podemos guiar a otros en la búsqueda de la paz. Confucio

La paz de tu vida te pertenece, la labras con tus obras, con tus elecciones, con lo que permites que entre en tu armonía o que discorde tu equilibrio, no dejes que lo negativo opaque tus virtudes ni confunda tu esencia, vive tu paz y aunque te quedes sin nada en la vida, aprende a conservarla.

Por: Marvi Martínez

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda