Disfruta hacer lo que amas, ahorra menos y vive más

Todos queremos alcanzar cierto equilibrio en la vida, lograr un nivel de seguridad, ajustarnos a aquello que deseamos, alocado, conservador, traspasando límites o dentro de lo moralmente estipulado, eso es decisión de cada quien, lo cierto es que gran parte de nuestra vida planificamos, una y otra vez y en muchos casos perdemos esa sensibilidad que nos recuerda que estamos vivos y que debemos vivir.

Hay dos maneras de vivir su vida: una como si nada es un milagro, la otra es como si todo es un milagro. Albert Einstein

 

mujer feliz de cabeza

Por diversas circunstancias, situaciones y escenarios de la vida, muchas veces terminamos haciendo algo que nos nos hace sentir a gusto, que no nos llena o simplemente algo que hacemos por inercia, perdemos el amor por lo que hacemos, lo material y la necesidad de acumular para vivir un futuro incierto, nos arrebata la vida, la diversión de ser libres y la paz de hacer lo que queremos a plenitud.

No debemos olvidar que hacer lo que amamos nos hace desempeñarnos a plenitud, que debemos disfrutar lo que hacemos en la vida, pasar tiempo con quiénes amamos, dedicar espacios de calidad a quiénes nos necesitan, saber escuchar, vivir a plenitud, nutrir nuestro espíritu y ser justos con nosotros mismos.

claves feliz

¡Ojalá vivas todos los días de tu vida! Jonathan Swift

 

Si bien el dinero y las cosas materiales son de necesidad en la vida, no pueden definirnos, limitarnos y anularnos en nuestra propia vida y lo que hacemos de ella, si bien requerimos el dinero para muchas cosas, no podemos pasar la vida ahorrando para vivir un futuro incierto, cuando en realidad debemos vivir el presente, el ahora, y enfocarnos especialmente en el amor que cultivamos y en la verdadera vida, que está en conocernos, en aceptarnos, en disfrutar lo que elegimos y poder vivir con aquello que simplemente nos llega.

falta algo para ser feliz

Nada ocurre en la vida por casualidad, todo tiene un motivo, una causa, una razón que tarde o temprano se devela, y sinceramente, poco tiene que ver con el estado económico y material de nuestra vida. Atender lo necesario es menester evidentemente, pero descuidar lo realmente valioso en la vida, será lo más costoso que paguemos en la vida.

Tanta prisa tenemos por hacer, escribir y dejar oír nuestra voz en el silencio de la eternidad, que olvidamos lo único realmente importante: vivir.
Robert Louis Stevenson

 

Para vivir sin arrepentimientos, sin deseos de haber hecho esto o aquello y no haber sido capaces, para conservar nuestra esencia y ser fieles a nosotros mismos, debemos aprender a dejar de lado lo que ofusca y oscurece nuestra vida, lo que nos amarga, lo que nos resta energía y comenzar a acumular, pero a acumular amor, paz, bondad y gratis momentos, está será la mayor riqueza de tu vida.

Por: Marvi Martínez – Rincón del Tibet

También te invitamos a visitar:

Deja de desear una vida diferente y comienza a disfrutar la única que tienes

Re-enamórate de la vida: 90 pequeños hábitos para ser más feliz

Lo esencial no es la vida, sino cómo elegimos vivirla

Vivir tu vida con intención – ¿Cómo lograr el éxito?