Deja de desear una vida diferente y comienza a disfrutar la única que tienes

Indudablemente tener aspiraciones y esforzarnos por hacer de nuestra vida lo más cercano a lo que queremos está bien. Ir tras nuestros sueños, motivarnos para alcanzar lo que queremos y decidir estar cada vez más cerca de lo que queremos en nuestra vida es sin duda el resultado de que estamos escuchando la voz de nuestro corazón que busca guiarnos a donde mejor estaremos.

Sin embargo, denigrar de la vida que tenemos, buscando siempre lo positivo en un lugar lejano a lo que vivimos resulta frustrante y muy limitante en cuanto al disfrute y aprovechamiento de esta hermosa oportunidad.

Girl smells sunflower

Muchas veces podemos ver la vida de otros y compararla con la nuestra sintiendo celos y hasta envidia, podemos preguntarnos cosas como: qué sería de mi vida de haber nacido en otra familia, en otro lugar, en otras condiciones, preguntas retóricas a las cuales jamás será posible dar una respuesta con la cantidad gigantesca de escenarios que encierra.

No importan realmente las condiciones, somos nosotros los que decidimos cómo nos afectan, cuánto control le damos sobre nuestras vidas. Lo que realmente es importante y marcará nuestro camino es cómo aprovechemos las oportunidades, cómo veamos nuestra realidad, la actitud que tengamos ante lo que nos ocurre y la confianza en la vida y en nosotros mismos.

happy4 (1)

Cuando hacemos buen uso de nuestros recursos, las adversidades las veremos como oportunidades para prepararnos, como escalones para subir a donde queremos y como el trayecto que nos permitirá conocer una parte de nosotros que quizás hasta ese momento permaneció oculta.

Aprendamos a ver los milagros en los detalles, aprendamos que la vida es esto, este momento, solo nosotros podemos decidir si lo vivimos con una sonrisa en los labios o una frustración en mente. Cada día nos da la posibilidad de vivir una nueva realidad, porque nuestro pasado no nos define, ni siquiera la manera en la cual hemos mirado las cosas hasta ahora, siempre tendremos la posibilidad de quitarnos unos cristales y comenzar de nuevo, permitiéndonos apreciar lo que al final de la historia corresponderá con las cosas verdaderamente importantes.

feliz41

No sabemos qué pasará luego de nuestro último suspiro, pero en cualquiera de los escenarios, lo mejor que podemos hacer es hacer las cosas tan bien en esta vida, disfrutarla tanto, apreciarla y valorarla de tal manera de que independientemente de lo que pase luego (si es que ocurre), nos sintamos plenos y satisfechos, con lo que dimos, con lo que amamos, con lo que aprendimos, con lo que conocimos…

Nuestra mejor colección será de recuerdos hermosos, de personas amadas, de sitios inolvidables, esos valores que quedan grabados en el corazón y que podemos disfrutar justo ahora, en lugar de pensar de manera inconforme en lo que no está presentes en nuestra vida en este momento. Apreciemos la vida en su totalidad como se nos está presentando justo ahora.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet