RINCÓN del TIBET

Cuando tienes mil motivos para irte y uno para quedarte…

mil

Cuando tienes mil motivos para irte y uno para quedarte…

Las relaciones amorosas suelen ser complejas, cuando involucramos las emociones, los sentimientos, el corazón, la razón queda desplazada, por más que intentemos mil veces conservar la cordura, tardamos algún tiempo en ajustarnos a nuestros antiguos pensamientos y recuperar un poco de independencia.

Siempre hay un motivo, si encuentras el modo de sentirte vivo, a pesar de todo. Eladia Blazquez

 

Durante este proceso del enamoramiento, pasamos por muchas etapas y muchas veces las situaciones se tornan desagradables, conocemos los defectos de quien nos acompaña, sus hábitos y costumbres, tratamos de ser pacientes, tolerantes, lo mismo nuestra pareja con nosotros, pues es una cuestión mutua.

Se trata entonces de una relación de conocimiento mutuo, en la cual muchas veces sale a flote aspectos que llegamos a odiar de nuestra pareja, especialmente si nos lastiman, nos hieren físicamente, emocionalmente o en nuestro orgullo y en muchas oportunidades, muchas parejas aunque no lo parezca, tienen mil razones para separarse y sólo un motivo para permanecer unidos.

El motivo es para mí del todo secundario; lo que quiero representar es lo que existe entre el motivo y yo. Claude Monet

 

¿Amor?..¿Costumbre?…no podemos definir que nos ata, pero el perdón, la tolerancia y las oportunidades, son el día a día de las parejas, procuran ser constantes para mantenerse unidos, incluso se llega a pensar que está bien lo que suceda siempre que exista el amor entre ambos.

¿Cómo juzgar si está bien o esta mal?..no sabemos a ciencia cierta cual es el perfecto proceder, solo sabemos que aún en conocimiento de las muchas causas para terminar una relación, nos mantenemos cerca de la única razón que pueda existir para seguir a su lado, la nobleza del ser humano y solo basta reflexionar un poco al respecto.

¿Por qué motivo estamos todos cargados con la obligación extraña de destruir todo, de cambiar todo, de confiar todo a las circunstancias? Yukio Mishima

 

Muchas parejas, ante cada causa de separación le suman una virtud, esto ayuda a apalear la situación, y además es parte importante de las relaciones, pues de otra manera jamás se avanzara, estaríamos mil veces en una etapa inicial que no pudiéramos superar, pues las relaciones requieren de mucha aceptación, y es así como nos vamos quedando con un motivo.

No se trata de ser más o menos tolerante, conformista o exigente, se trata de valorarnos en primer lugar, respetarnos, considerarnos y tener la sensatez de determinar si ese único motivo que nos ata a una persona es realmente suficiente, pues de lo contrario lo que queda es frustración.

Una razón basta para amar y para justificar, pero procura siempre que esa única razón te haga tan feliz, que opaque los motivos que tengas en contra, aunque sean miles.

Por: Marvi Martínez – Rincón del Tibet

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda