Aprende a no desperdiciar tu vida esperando tiempos mejores

Es común tener la costumbre de esperar por algo que nos va a hacer la vida más bonita, más feliz, más divertida… más algo que consideramos no tener en el presente y así podemos ir día a día, esperando un mejor tiempo, que nos dé aquello que creemos necesitar para sentir algún tipo de realización.

Si nos cuesta un poco dejar de anhelar aquello que se distancia de nosotros, podemos utilizar algunos de estos tips, que no son más que herramientas para traernos al presente y entender que todo ocurre en el ahora, que todo lo demás solo está en nuestra mente.

  1. Respirar de manera consciente, prestarle atención a la respiración durante algunos minutos, inhalando y exhalando sin fijar un ritmo determinado, sino limitándonos a observar esa respiración nos conecta con el aquí y el ahora.mujer-caballero (1)
  2. Hacer actividades en donde podamos expresar nuestra creatividad, procurando concentrar nuestra atención en lo que hacemos. Dibujar, esculpir, decorar, reorganizar, son algunas de las actividades en donde podemos concentrar nuestra mente en una creación en tiempo presente.
  3. Describir elementos, observar a nuestro alrededor y seleccionar al menos cinco cosas que estén dentro del campo visual cercano, describirlas mentalmente sin colocarles etiquetas asociadas a bueno o malo, esto es una sencilla técnica para concentrar nuestros pensamientos y evitar el viaje en el tiempo que normalmente realizan.
  4. Agradecer las bendiciones que tenemos, el dar gracias nos hace conscientes al menos por un momento de lo bueno que ocurre, que no debemos pasar por alto.Mujer feliz 4
  5. Perdonar pronto, el perdón abre las puertas a nuevos caminos, o bien, nos quita esa mochila gigante que no nos permite pasar por una puerta, nos ancla al pasado y sabotea nuestro presente.
  6. Expresar sentimientos, no te guardes emociones o sentimientos, a menos que exista un argumento diferente al miedo. Si amas, si estás enojado, si te sientes triste, dilo, eso te liberará y dará espacio para acciones asociadas, que nos mejoran la condición del alma.
  7. Compartir con seres queridos, esas personas que forman parte de tu vida, están tan sedientos de ti, como tú de ellos, aunque quizás lo hayas olvidado. Compartir ahora con ellos nos recarga de energías, nos hace sentirnos parte de algo, nos da fuerzas y nos ayuda a continuar con mayor propósito.
  8. No postergar, si puedes hacer algo ahora, no lo dejes de hacer. Aprovecha la oportunidad de disponer del tiempo y ponle corazón a todo lo que hagas.

Estos tips y su aplicación te ayudarán a vivir la vida en el único momento en la cual realmente la tienes. Una vez que vives en el presente y éste no se te escapa, dejas de esperar tiempos mejores, no importa si en este momento no tienes lo que quieres, no estás con quien te gustaría, no has llegado a ese sitio que anhelas, si aprendes a vivir en el presente, entenderás que el camino es lo importante, que no es alcanzar la meta lo que realmente importa, sino lo que viviste para llegar allí.

Dejar de esperar

Solo tú decides qué haces con tu vida o la disfrutas o la padeces. Estar siempre esperando otro tiempo pensando que en él seremos felices es una de las formas más comunes de padecer la vida. Tienes todo, no necesitas de nada, ni de nadie para ser feliz, para darle sentido a cada instante. La vida es ahora.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet