Aprende a ignorar a aquellos que no puedas alejar de tu vida

Muchas veces nos encontramos en una especie de callejón sin salida en el cual por una circunstancia u otra nos vemos sometidos a interactuar con algunas personas que en términos prácticos no tienen algo bueno que aportarnos.

La mayoría de las veces estaremos en la capacidad de alejarnos de lo que no nos gusta, de marcar distancia o simplemente de dejar ir. Sin embargo en algunos casos, esto no resulta posible, sin embargo para ello existe una solución y es marcar la distancia afectiva y mental que nos generará una sensación de paz similar o mejor que la misma distancia física.

Niña-triste-en-el-bosque-rodeada-de-flores

Lo primero que debemos hacer es quitarles el poder a esas personas de afectarnos, de restarnos la energía, de robarnos el entusiasmo y sobre todo nuestra paz. Para ello debemos actuar de la forma más consciente posible, estar atentos a todo lo que nos genera malestar, para saber los puntos en los cuales debemos reforzar nuestras estrategias.

Cuando identificamos nuestros puntos sensibles y por donde estamos siendo atacados podemos primeramente preguntarnos por qué nos afecta tanto una conducta, un trato o un sencillo gesto, luego ver qué oportunidades estamos dando para que se generen y posteriormente estar atentos para detectarlos e ignorarlos antes de darles fuerza.

-Audrey-Kawasaki1_820

Cuando reaccionamos de forma selectiva, restamos inclusive las ganas conscientes o inconscientes de afectarnos la vida a quienes de una forma u otra lo han venido lo han venido haciendo y marcamos nuevas rutas a seguir en la interacción. Mientras nos enganchamos en una dinámica, esta se seguirá repitiendo sin cesar, cuando reaccionamos de forma diferente, o mejor dejamos de reaccionar, la dinámica cambiará y es allí donde debemos marcar las nuevas pautas de la interacción.

Solo nosotros permitimos que algo nos afecte, si aprendemos a ignorar, y esto no tiene nada que ver con la ley del hielo u olvidar responsabilidades y compromisos, sino con salvaguardar nuestra tranquilidad y nuestra integridad, estaremos quitándole a otros la posibilidad de controlarnos de cualquier manera, le estamos limitando el alcance que puedan tener sobre nuestras vidas.

perfil-mujer-dudas

Debemos aceptar lo que no podemos cambiar, pero en dinámicas negativas siempre habrá mucho que se pueda modificar y esos cambios, si queremos verlos proyectados, deben originarse en nosotros mismos. Mientras más atención le prestemos a una situación o persona desgastante, más efectos negativos tendrá en nosotros, menos salidas podremos vislumbrar y más atascados nos sentiremos. Cuando aprendemos a soltar eso que nos afecta, podremos inteligentemente ignorar y modificar los efectos que esas situaciones generen en nosotros.

 

Te invitamos a visitar:

Aprender a ignorar es una de las claves para alcanzar la felicidad

Hay momentos en los que ignorar es responder con inteligencia

El arte de ser sabio consiste en ignorar con inteligencia

Aprende a ignorar para poder ser feliz