Algunas cosas que deberás dejar atrás para vivir en paz…

Evidentemente todas las personas que viven sus existencias accionando de buena manera, con bondad, respeto y consideración a la vida de los demás, quisieran poder abarcar muchísimas cosas, incluso en algunos momentos se sienten responsables por la felicidad de los que le rodean, sin embargo, es necesario dejar algunas cosas atrás para poder continuar ligeros, serenos y pasivos recorriendo el camino de nuestra propia vida.

Lo importante es dejar en el pasado momentos de la vida que ya se han acabado. Paulo Coelho

 

negatividad

En principio no pienses tanto, no tiene ningún sentido darle tanta vuelta a una misma idea o a un mismo pensamiento, trata en la medida de lo posible de dedicarle el justo tiempo a cada pensamiento y no te enfrasques en aquellos pensamientos negativos, que perturban tu energía y tu espacio vital.

Renuncia a la idea de querer saldar cuentas pasadas, evidentemente lo que pasó pasó, no hay nada que se pueda hacer al respecto, en muchas oportunidades querer aclarar situaciones que ya pasaron terminan por entorpecer más aún lo que ocurrió, es mejor dejar que todo sane naturalmente con el paso del tiempo y evitar seguir gastando energía en cosas que ya sucedieron.

El pasado ya no es y el futuro no es todavía. San Agustín

 

dejar ir

Termina por hacerte a un lado de todas aquellas personas que representan y traen negatividad a tu vida, por más que existan afines y que nos sintamos atraídos por personas que en el fondo de todo no nos hacen felices, debemos terminar por entender que lo mejor es hacernos a un lado, seguir nuestro camino y dejar que sigan el suyo, quien no te hizo feliz una vez no lo hará nuevamente, entonces por favor se sensato y no insistas, libérate de todo lo negativo en tu vida empezando por esas personas tóxicas que cada vez que aparecen algo negativo ocurre.

Definitivamente valora las buenas amistades, no hay nada que cueste más que conseguir en la vida un amigo verdadero, si ya te lo has topado en tu camino valóralo, considéralo y dedícale un mínimo de tiempo cada vez, las amistades positivas traen bondad, humildad y grandes enseñanzas a nuestra vida, así que debes saber aprovecharlas, nutrirlas y conservarlas.

Mejor es precaver lo venidero que disputar sobre lo pasado. Séneca

 

cosas inútiles

Así como dejar atrás a las personas tóxicas en tu camino, también es necesario deshacerte de todos esos objetos materiales que no te sirven y que definitivamente no necesitas, recuerda siempre, es mejor lo útil a lo agradable y escoger lo que es fácil no siempre significa que sea lo correcto, de manera que deshazte de todo aquello que no usas, que no utilizas y que jamás lo harás, verás como entra un nuevo aire de frescura y renovación a tu vida material.

Tira y entierra de una vez y para siempre los resentimientos, deshazte de ellos y no vuelvas a pensarlos nuevamente, no hay nada peor, más dañino y nocivo para la vida de una persona que vivir bajo el resentimiento y el deseo de venganza, no tiene ningún sentido alimentarte de sentimientos que envenenan el alma y que enturbian el espíritu, deshazte de ellos lo antes posible.

Dile adiós al orgullo, definitivamente uno de los peores sentimientos que recibimos como compañero en el recorrido del camino de nuestra existencia, el orgullo no trae más que sufrimiento y pérdida de grandes oportunidades, no dejes que el orgullo formé parte de tu vida déjalo ir, es sencillamente parte del ego y te darás cuenta que te habrás quitado un gran peso de encima.

Y finalmente deja atrás a todo aquel que no quiere ser parte de tu presente ni hacerte partícipe del suyo, retener personas y mantener relaciones inútiles es totalmente contrario al verdadero fluir de la vida y la transformación.

Deja atrás lo que ya no tiene que estar en tu vida y prepararé a recibir lo nuevo, fresco y valeroso.

 

También te invitamos a visitar:

Es bueno dejar marchar sin tener la necesidad de herir

No dejes que el pasado te quite demasiado del hoy

La vida es un duro equilibrio entre mantener y dejar ir

Aprender a renunciar para asumir el pasado