RINCÓN del TIBET

Los nexos familiares se deterioran por estos 12 elementos

nexos familiares

Elementos que deterioran los nexos familiares

Todas las relaciones interpersonales requieren de cuidados y tratos espaciales. Los nexos familiares pueden representar más difíciles que cualquier otro, a pesar de la cercanía, de la unión sanguínea y de la costumbre en medio de dinámicas comunes, los familiares son nexos que no escogemos (refiriéndonos a nuestras elecciones racionales, correspondientes a este plano), sino que son de alguna manera impuestos.

Nuestras nexos familiares, por la vía fácil o complicada, representa la cuna de nuestra salud emocional como individuos, representa nuestro hogar, nuestras raíces, de donde adquirimos nuestros primeros conocimientos, las primeras herramientas y las primeras piedras de los pilares de nuestras capacidades de interacción con el resto del mundo.

Muchas son las cosas que nos unirán a nuestra familia, pero en este caso haremos mención de los elementos que debilitan los nexos familiares, generando muchas veces heridas profundas y abismos de separación.

  1. Maltrato físico: El maltrato en cualquiera de sus presentaciones transforma las uniones, las convierte en relaciones cargadas de rabia, resentimiento, sumisión, etc.
  2. Pobre comunicación: El no poder expresar y comunicar planes, directrices, instrucciones, expectativas, afecto, reconocimiento, genera vacíos emocionales.
  3. Comparaciones: El establecer comparaciones entre dos o más miembros de la familia, tiende a generar competencia, envidia, rencor y distancia en quienes están en la mira.
  4. Humillaciones: El abuso de autoridad, el buscar lastimar basados en una posición de control genera profundas heridas.
  5. Descalificaciones: El no reconocer el mérito de alguno de los miembros o restarle valor genera daños en la dinámica familiar.
  6. Autoritarismo: La imposición de normas, el poco espacio para la negociación se vuelve un canal para la formación de individuos sumisos o rebeldes.
  7. Malos ejemplos: Uno de los mecanismos más sencillos para enseñar y educar es el ejemplo, si la imagen a imitar dista de lo que se ajusta a lo positivo dentro de un marco social y dará paso a la repetición de conductas inapropiadas o en el mejor de los casos, rechazo e intento de hacer todo diferente.
  8. Ausencias: El no estar puede manifestarse de muchas maneras, con consecuencias similares, generando vacíos en quienes sufren la ausencia de las figuras que necesitan.
  9. Críticas destructivas: La crítica limita la acción, cohíbe la imaginación, la integración y el impulso de querer comunicar cualquier cosa, positiva o negativa.
  10. Control excesivo: El querer manejarlo todo y que los demás se ajusten a ciertas expectativas conduce a individuos frustrados y con sueños truncados.
  11. Sobreprotección: El cortar las alas por miedo a que caigan es una triste manera de evitar el daño de quienes se aman.
  12. Escasas demostraciones de afecto: El cariño nutre, sus demostraciones son necesarias, fortalecen las relaciones y aumentan la posibilidad de acercar nuestras relaciones.

Ciertamente no venimos al mundo con un manual de instrucciones, pero el estar atentos a lo que suma o resta en nuestros nexos familiares, puede ayudarnos a ajustar lo necesario y hacer de nuestras nexos familiares el refugio que nos gustaría tener.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda