Vive tu vida y deja de pensar en lo que quieren los demás…

Puede sonar un tanto egoísta, no significa anular las consideraciones o deseos de quienes amamos, pues en muchos sentidos podemos regocijarnos a través de la felicidad de quienes se relacionan con nuestra vida, de quienes nos importan, amamos y admiramos.

El más peligroso de nuestros prejuicios reinado en nosotros contra nosotros mismos. Hugo Von Hofmannsthal

 

Estoy-empezando-a-sospechar-que-el-amor-de-mi-vida-soy-yo

Pasar tiempo de calidad con quiénes amamos y queremos tener cerca, es una manera maravillosa de destinar nuestro tiempo y al final del camino sabremos agradecer las afinidades forjadas. Sin embargo, no dejes que los demás te impongan sus sueños, no intentes satisfacer continuamente sus expectativas porque al final del viaje, será la vida quien te pase factura.

Los prejuicios, son creencias previas a la observación. José Ingenieros

 

joven-sentada-al-viento-soñando-con-el-amor-de-mi-vida

Debemos invertir sabiamente nuestro tiempo, sin temores, dudas o preocupaciones innecesarias. Mayormente solemos alimentar nuestro pensamiento, gastar energías valiosas en cosas innecesarias, en lugar de vivir aquello que deseamos vivir, estar con quién queremos estar y tener la capacidad de asumir plenamente nuestro camino.

El tiempo que tenemos es demasiado corto, por lo que no debemos desperdiciarlo haciendo algo que no nos satisface, simplemente porque los demás lo hacen o porque siempre se ha hecho así. Necesario es razonar, especialmente cuando se trata de patrones, costumbre y tradiciones.

Tiempo 2

Un gran número de personas piensan que están pensando cuando no hacen más que reordenar sus prejuicios. William James

 

En muchas ocasiones, por evitar herir susceptibilidades, evitar crear antagonismos o simplemente por llevar la corriente, dejamos que nos invada la inseguridad respecto a nuestra propia vida y lo que hacemos en ella, invertimos nuestro tiempo en cosas que no deseamos o simplemente no necesitamos. Solo son acciones que nos mantienen dentro del sistema fingido y que desvirtúan nuestras capacidades para anteponer lo útil a lo agradable.

Dejar de pensar en lo que quieren los demás, para dirigir la mirada a nuestro interior, es fundamental para valorar nuestro tiempo, porque son aspectos de la vida que van de la mano, tan estrechamente, que se complementan, no podemos vivir nuestra vida sin valorar nuestro tiempo y evidentemente para hacer esto posible, es necesario dejar de preocuparnos por lo que piensen los demás.

Comenzar a asumir nuestra vida, dedicar nuestro tiempo a aquello que nos da plenitud, paz, que nos congracia con nuestro interior, es la mejor manera de aprovechar el tránsito, sin importar lo que los demás crean o piensen. Respetar a los demás y no ir en detrimento de nadie, es la función del amor y la mejor arma para librar las batallas de nuestra vida.

Por: Marvi Martínez – Rincón del Tibet

 

También te invitamos a visitar:

Regálale tu ausencia a quien no supo valorar tu presencia…

No es necesario perder a quien amamos para valorarlo

Si no aprendiste a valorar lo que tuviste, deberás aprender a aceptar y a continuar

No pierdas tu tiempo esperando a quien no aprecia tu compañía