RINCÓN del TIBET

Trata a tus hijos con el cuidado que sus vidas merecen

Trata a tus hijos con el cuidado que sus vidas merecen

La confianza, como el arte, nunca proviene de tener todas las respuestas, sino de estar abierto a todas la preguntas. Earl Gray

 

Hemos escuchado en muchas ocasiones y de muchas personas, decir de manera satisfactoria, que confían plenamente en sus hijos y sin querer quitarle méritos, pues esto es un gran logro, siempre es aconsejable mantener una duda sana en la relación con nuestros hijos, especialmente en esa etapa un tanto complicada como lo son la niñez y la adolescencia, una vez que nuestros hijos se convierten en adultos, poco realmente podemos hacer para influir en su vida, más bien ya sólo nos queda esperar que hagan uso de lo que le hemos enseñado.

La confianza en los hijos es mas que necesaria, desde los primeros años de vida requieren de nuestra confianza para formar su autoestima y fortalecer su propia seguridad, los padres tenemos gran influencia en el desarrollo de nuestros hijos, sin embargo, también esta mas que probado que todos los niños llegan a jóvenes y por lo general suelen sufrir una transformación hermosa e interesante, pero si nos descuidamos y confiamos de más, puede llegar a convertirse en una verdadera pesadilla.

Cuando alguien te da su confianza, siempre te quedas en deuda con él. Truman Capote

 

Mantener una sana e inteligente duda en la relación con nuestros hijos, nos permitirá estar alerta y en pleno presente sobre lo que rodea a nuestros hijos, sus amistades, sus actitudes, sus cambios e incluso el nivel de confianza que desean sostener con los padres, cuando confiamos plenamente en nuestros hijos bajamos la guardia y nos distanciados de una realidad que es permanente y que puede cambiar en cualquier momento y pasar desapercibido ante nuestros ojos.

La detracción es sutil, nunca sabemos por donde puede entrar, así que es de sabios mantener la confianza en lo que ocurre pero sin descuidar al instrumento de ella y su entorno, debemos hacer saber a nuestros hijos, que si bien confiamos en ellos, todo obedece a su grado de responsabilidad y que además estamos atentos a cualquier situación, cuando los hijos saben que sus padres conservan ciertas dudas, suelen ser más precavidos y cuidadosos con sus pasos, ocurre lo contrario cuando se sienten plenamente confiados, pues en realidad no queda mucho de que protegerse.

La confianza es madre del descuido. Baltasar Gracian

 

Los hijos suelen pasar por distintas etapas que los suele empujar a confiar, en muchas oportunidades de más, de manera que ser esa contra parte en su vida, saber escucharlos y orientarlos, confiar sin descuidar y siempre dejando el beneficio de la duda, nos evitará muchas sorpresas y a ellos muchos sin sabores.

 

También te invitamos a visitar:

Cuando nuestros hijos mienten

Sé la amiga de tus hijos, pero sin dejar de ser su madre

Regalos emocionales para tus hijos

Los hijos olvidarán…

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda