RINCÓN del TIBET

Sobrevivir a una conversación incómoda

Sobrevivir a una conversación incómoda

Son muchas las situaciones en las que tenemos que enfrentarnos a interacciones muy incómodas. Quizás debas decirle a ese compañero de trabajo que lo van a echar o, simplemente, mencionarle a tu amigo que debería revisar sus hábitos de higiene.

Sea como fuere, no nos encontramos preparados para sobrevivir a ciertas conversaciones incómodas ante las cuales no sabemos cómo va a reaccionar la otra persona y cómo responderemos nosotros. Es por esto por lo que hoy descubriremos la mejor forma de hacerlo.

El miedo a las interacciones incómodas

Cuando sabes que tienes que interactuar con alguien sobre algo que os va a incomodar, lo primero que se te ocurre es cómo escapar de esa situación. Si puedes evitarla mejor, pero ¿y si no te queda otra? Seguro que empiezas a pensar en cómo decirlo todo de la mejor manera posible y de forma sutil.

Estar decidido a afrontar la situación con valentía y decisión será un paso importante que no todo el mundo es capaz de dar. Si tú ya lo has hecho, hoy te brindaremos algunos pasos que te ayudarán a sobrevivir a cualquier conversación incómoda que tengas que mantener. ¡Vamos allá!

Evita los silencios

Los silencios siempre son incómodos en cualquier situación, pero en esta aún más si cabe. Por eso, si puedes, evita los silencios planeando con antelación la conversación. De esta manera, no te verás sorprendido por un silencio atroz que te sumirá en un estado de ansiedad incontrolable.

Para que esto no te atemorice, busca un lugar íntimo para hablar. De esta manera, te encontrarás mucho más relajado para poder solventar estos silencios que pueden aparecer y hacer disparar tus niveles de estrés.

Toma asiento

Parece algo con muy poca relevancia, pero ¿por qué los temas importantes siempre se tratan sentados? Porque, si surge un momento incómodo, el hecho de estar sentados en un lugar nos ayudará a llevar la situación de la mejor manera.

Eso sí, escoge un sitio acogedor y un asiento cómodo porque si también es incómodo esto solo provocará aún más malestar. También, intenta mirar a tu interlocutor a los ojos y sentarte frente a él. Esto os ayudará a ambos a superar con éxito la conversación.

Sé educado, pero directo

Siempre debemos ser educados por muy difícil que sea el tema que tengamos que tratar. Para eso, puede ser muy positivo empezar con un toque de atención suavizado, por ejemplo: “Lo que voy a decirte puede ser algo difícil de encajar pero…”.

De esta manera, allanas un poco el terreno para lo que pueda venir y ayudas a la otra persona a que se haga a la idea de lo que le vas a comunicar, algo que os beneficiará a ambos. Eso sí, no te andes con rodeos e intenta ser lo más claro posible para evitar malentendidos o preguntas aún más incómodas.

Practica la escucha activa

En una conversación incómoda debes permitirle a tu interlocutor que procese toda la información negativa que le acabas de dar. Por lo tanto, escucha todo lo que te diga y permítele que se exprese. A veces, no será una respuesta amistosa, pues todo depende del mensaje que le hayas transmitido.

Sea como fuere, empatizar en estos momentos será algo imprescindible y por eso tienes que darle un tiempo a la otra persona para que procese la información que le has dado. Aquí pueden surgir los silencios incómodos, así que estate preparado.

Lleva la conversación a un término claro

Las conversaciones incómodas pueden convertirse en interminables y agobiantes si no sabemos tratarlas. Los asuntos del pasado y otras rencillas absurdas pueden surgir en este momento volcándonos en una espiral de la que no podremos salir.

Por este motivo, debes tener muy clara la manera en la que tienes que cerrar la conversación, para que de esta forma no haya nada que pueda darle pie a continuar. Es algo difícil, algo que requiere de una previa reflexión, aunque si quieres que la conversación termine simplemente dilo. La claridad será un aspecto fundamental.

¿Cuál ha sido la conversación más incómoda que has tenido que vivir? A veces, no somos capaces de lidiar con ellas y las circunstancias nos superan provocando que sea un momento que nunca más queramos revivir. Esperamos que los consejos anteriores te ayuden a llevar cualquier conversación incómoda a buen término y que esta termine con éxito.

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda