Si te enfocas en tus problemas, tendrás más problemas

Todos nos encontramos expuestos a atravesar por momentos difíciles, a enfrentarnos a situaciones que solemos llamar problemas y por lo general cometemos el error de centrarnos en ello, no nos damos tregua pensando y pensando en esos problemas, nos lamentamos, nos quejamos, nos resistimos y solemos incluso pensar que cuando nos pasa algo negativo, viene todo junto, como en un combo, con más y más problemas asociados.

Esto no es casualidad, el universo nos da lo que predomina en nuestra mente, tenemos la posibilidad de crear nuestras realidades a través de nuestros pensamientos y si estamos enfocados en el problema, pues lo magnificaremos y seguiremos atrayendo más de lo mismo, para seguir vibrando en una frecuencia determinada.

Problemas

Lo mejor que podemos hacer al enfrentarnos a una situación difícil, no es más que relajarnos, buscar las soluciones que tengamos a nuestra disposición y sencillamente dejar fluir las cosas, cuando nos enfocamos en soluciones, veremos cómo se manifiestan muchas posibilidades que nos hacen dejar atrás esos problemas con mucha mayor facilidad.

La mayoría de las personas gastan más tiempo y energías en hablar de los problemas que en afrontarlos. ― Henry Ford

 

Basta con dejar de pensar en el problema para que deje de afectarnos, debemos evitar que esto robe nuestra energía y procurar darnos espacios mentales libres de conflictos. Son estos espacios los que nos permitirán armonizarnos y podremos con mayor facilidad escuchar nuestra intuición para salir de ellos.

intox

Si le damos un papel protagónico a nuestros pensamientos, con la capacidad que todos tenemos de hacer las cosas peores de lo que en realidad son, estaremos con muchísima facilidad envueltos de un humo negro que no nos permitirá ver más allá de lo que vivimos.

Debemos hacer un esfuerzo por centrarnos en el momento presente, acá nada es tan grave como en nuestra creativa mente, todo tiene el justo valor, ni más ni menos. Pero el real problema radica cuando estamos ansiosos a salir de algún conflicto, porque nos estamos convirtiendo en una fuente constante de eventos desagradables.

shutterstock_198963257

Preocuparnos no nos quitará de encima los problemas, solo nos quitará la paz y sin paz no podremos ver el camino con claridad, las decisiones serán tomadas a través de nuestros miedos, desde la desesperación, sin tener la serenidad necesaria para tomar decisiones acertadas, que nos liberen de la situación de conflicto y nos lleven a un puerto seguro.

Cuando nuestras decisiones parten del miedo, de la angustia, de la desesperación, normalmente nos colocamos dentro de un nuevo problema, por eso ante el conflicto, calma y serenidad, acallar nuestra mente y transmitir en nuestro interior la confianza de que tenemos lo necesario para resolver nuestras adversidades.

 

Te invitamos a visitar:

SOLTAR, DEJAR IR. por Jorge Bucay

Mi viaje hacia el desapego emocional

No es difícil aceptar los problemas en la vida

Entre resistir y fluir ante tus problemas, decide siempre fluir