RINCÓN del TIBET

Puede ser que el tren equivocado te lleve al lugar correcto

tren

Puede ser que el tren equivocado te lleve al lugar correcto

Cuando en nuestra mente tenemos un norte, un lugar de destino al cual queremos llegar, es muy factible que no recibamos con el mayor agrado que un tren nos lleve a un sitio diferente. Sin embargo, cuando nos flexibilizamos ante la vida y dejamos de ponernos etiquetas como “correcto”, incorrecto”, “verdad”, “mentira”, “equivocado”, “acertado”, podemos ver las cosas de una forma más práctica y sin ejercer mayor resistencia, llegar al sitio que mayor bienestar nos genere.

La vida da innumerables vueltas, tenemos muchísimas  opciones de trenes a diario, a través de los cuales vamos formando nuestro camino y en algunos momentos podemos pensar que el camino que queremos recorrer es el indicado, pero tenemos que pensar que aunque nosotros nos tracemos un norte, aunque queramos algo en especial, dentro de todas las opciones, la que nosotros elegimos no necesariamente será la mejor.

Muchas veces lo que esperamos es poco para lo que en realidad merecemos y sencillamente nos limitamos a lo que en nuestra mente podemos proyectarnos, pero en el camino podemos toparnos con oportunidades que superen a lo que nosotros nos hayamos planteado en un principio, llegando a ubicarnos donde encajemos mejor.

No siempre la vida resulta como queremos, a veces resulta peor y otras mejor, obviamente desde nuestro criterio preestablecido, pero resulta que siempre nos veremos expuestos a las situaciones que nos permitan desarrollarnos y aprender lo que necesitamos. Las lecciones de la vida algunas veces son amorosas, pero a veces resultan a los trancazos y debemos entender que de nuestra actitud dependerá la pronta superación de algunas etapas.

No limites tus sueños, piensa en grande, observa bien cada tren que pase por tu estación y escucha siempre a tu corazón, sigue tu intuición y de esta manera sencillamente sabrás que, aún cuando no esté suficientemente clara la ruta o el destino, llegarás a estar en el sitio que mayores beneficios te suministre.

La vida nos prepara por etapas, es difícil que nos podamos saltar lecciones, por eso no desperdicies ninguna de las oportunidades que se te crucen en tu camino. Nada ocurre por casualidad y solo al final del recorrido es que se puede echar un vistazo hacia atrás y entender que nada fue un error, que todo nos condujo a donde necesitábamos estar.

Disfruta del camino y no elabores rutas tan estrictas que te genere frustración algún cambio, vive el momento presente y date la oportunidad de caerte, de levantarte, de subirte o bajarte de un tren si sientes que no debe ser tu camino, eres libre de crear la vida que quieres, solo piensa de forma positiva, hazte consciente de cada momento, de cada paso y sobre todo de tu creación, porque a fin de cuenta es tu vida y solo depende de ti.

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda