RINCÓN del TIBET

No voy a complacer con adulaciones, prefiero decir la verdad

complace

Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones

La verdad tiende a molestar a quienes la escuchan cuando ésta encierra cualquier tipo de contenido que no complace a nadie, porque no la quiere o no se está preparado para escucharla.

Ciertamente sobre las mentiras, sobre los falsos halagos se suele complacer a los oídos que prefieren un engaño que los haga sentir bien a una verdad que los obligue a abrir los ojos y a tomar las medidas que sean requeridas de acuerdo a cada situación.

La verdad puede resultar dolorosa, más cuando las esperanzas y las expectativas están dirigidas en otra dirección. Sin embargo, es preferible causar un dolor temprano que crear falsas ilusiones, que fomentar actitudes a través de adulaciones sin fundamento o sencillamente hacer pensar algo contrario a la realidad, a una persona solo por evitarle un mal momento.

Más vale ser vencido diciendo la verdad, que triunfar por la mentira. ― Mahatma Gandhi

 

La verdad es un recurso poderoso, aun considerando lo relativa de la misma, donde lo que es verdad para nosotros, no necesariamente lo debe ser para el resto. Sin embargo, cuando hablamos con la verdad, no es para complacer a nadie, porque estamos hablando de algo asociado a nuestro criterio, a nuestra óptica, la cual a través de una evaluación, nos permite expresar nuestro sentir.

Todo lo que escuchamos es una opinión, no un hecho. Todo lo que vemos es una perspectiva, no es la verdad. ― Marco Aurelio

 

Definitivamente no podemos andar por la vida hiriendo a otros con la bandera puesta de que debemos ser fieles a nuestra verdad, debemos ser asertivos al momento de comunicarnos, procurando no lastimar a nadie de manera intencional y procurando que nuestro mensaje no sea producto de un juicio emitido sin la menor consideración posible.

Quienes se rodean de personas que no son capaces de decirles las cosas de manera frontal, sino que se limitan a complacerles, están a riesgo de no tener nunca un buen feedback con el cual puedan modelarse a sí mismos o puedan convertirse en una mejor versión. Esto puede ser el resultado de la poca aceptación a la crítica o de un sentimiento de arrogancia donde predomine la no cabida a rectificaciones, porque se sienten bastante cercanos a la perfección.

Debemos ciertamente defender nuestro derecho a ser honestos, sinceros y a decir la verdad, aunque siempre debemos respetar las maneras de los demás, todos estamos acá en un ciclo propio de crecimiento y todos andamos por caminos creados por nosotros mismos, lo cual hace válido que lo que nosotros opinamos en relación a la vida de alguien más, sencillamente no aplique en su camino.

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda