RINCÓN del TIBET

Ojalá bastara solo con amar para que las relaciones funcionasen

Ojalá bastara solo con amar para que las relaciones funcionasen

Dicen que cuando hay amor todo se puede, pero cuando vamos a la práctica, el amor tiene muchas caras y muchas veces resulta el solo hecho de amar, insuficiente para mantener una relación.

Cuando dos personas quieren estar juntos, hay muchas cosas que deben acordar, que deben acoplar para que el engranaje funcione, hay mucho por conocer y sobre todo mucho que aceptar. Obviamente sin que de ninguna forma se vulneren los derechos o el bienestar de alguno de los dos.

Todos tenemos una parte de nosotros que enamora, que deslumbra, que despiertan en el otro emociones y sentimientos, en los cuales uno de los más importantes es el amor y desde éste es de donde deben partir todas las acciones que van a sostener a la pareja como tal.

A su vez, todos tenemos una parte negativa, donde alojamos nuestros defectos, nuestras oportunidades de mejora y solo viendo desde al amor y la construcción será más sencillo manejar que la otra persona, como todos, cuanta con una serie de actitudes, de prioridades, de maneras, con las cuales podríamos no estar de acuerdo.

En el amor, ése que perdura en el tiempo, debe existir ante todo libertad, que cada uno desde el respeto, pueda mostrarse tal cual es, donde no existan fachadas, si podemos mostrarnos cómo somos sin colocarnos una máscara, sin fingir o pretender algo que no somos y aun así nos aman, podemos tener un buen pronóstico.

Además de amor, libertad y aceptación, debemos cuidar que los acuerdos sean convenientes para ambos, que no se quiera siempre sacar ventaja e intentar aplicar la ley del embudo, lo ancho para nosotros, lo angosto para los demás. Cada uno de los proyectos y los pasos que se den a nivel individual y de pareja, debe procurar el mayor bien para ambos.

Se debe evitar la dependencia, ya que esto transforma el amor en otra cosa, genera apegos por el simple hecho de necesitar en cualquier aspecto de la otra persona, ya se va convirtiendo: de lo que amo a lo que necesito y se generan los miedos, las actitudes egoístas, los celos desmedidos, la desconfianza propia y en la pareja, la obligación, la carga… Y de esta forma el amor merma…

Todas las relaciones tienen su grado de complicación, con frecuencia los problemas como tal son los mismos, pero la diferencia entre el éxito o el fracaso, por darle el nombre antagónico, radica en lo que hace cada pareja con esos problemas, con la actitud con la que los resuelven, con el manejo de sus emociones, con el control de sus palabras y sobre todo con lo que se crean en su mente que será esa relación.

Procura que tus expectativas te lleven a un resultado final de unión y armonía en tu pareja y que no dirijan tu día a día, todos tiene una forma de pensar y de sentir y si esperas una reacción determinada, una respuesta específica, siempre utilizas recursos como: yo en tu lugar…, yo esperaba que…, yo jamás hubiese actuado como tú…, o bien tienes una idea preconcebida de lo que es correcto o incorrecto, pues estás muy expuesto a la frustración y a sentir que las cosas no resultan como esperabas.

Date la libertad de aprender de tu pareja, acepta que existen miles de formas de hacer una misma cosa, abre tu mente y construye tu relación desde el amor, a sabiendas de que siendo lo más importante, no será lo único que necesites para tener éxito.

 

Te invitamos a visitar:

Reflexión: Todo llega a su debido tiempo

No desprecies a nadie, todos tienen algo que ofrecerte y algo que enseñarte

Nunca estamos junto a la persona equivocada

Me quedo con las personas que hacen bonito mi mundo

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda