Nunca te disculpes por ser tú mismo

Vivimos en un mundo en el cual todos nos comparamos con todos e intentamos determinadas metas que parecen ya predefinidas. En ocasiones, las personas quieren que seamos de determinada manera, intentamos ser como los demás sin conseguirlo… Esto, nunca nos hará felices.

Está claro que no destacar, que no ser auténtico, quizás sea la mejor opción para evitar las críticas, para evitar que nos miren mal, que nos tengan envidia… para evitar sufrir, en definitiva.

Pero… ¿qué estás haciendo con tu vida? Destacamos la autenticidad y luego la condenamos, queremos la originalidad pero después le damos la espalda. Jamás de disculpes por ser tú mismo. Eres único, eres fantástico y ser como los demás no te hará ser feliz, sino todo lo contrario.

11

Auténtico es quien ha mirado a los ojos al peor de sus miedos y ya no necesita máscaras para esconderse

-Rafael Vídae-

Liberándonos de la culpabilidad

Las personas que nos rodean pueden crearnos un sentimiento de culpabilidad que nos hace sentir mal, pero sentir mal por ser quien realmente somos. Realmente, no lo hacen con mala intención, pues sus críticas no están bien dirigidas.

Son muchas las personas que carecen de empatía y que no saben que están haciendo daño o que le están afectando, con sus palabras, de forma importante a las demás personas. Es por esto, por lo que en vez de criticar tus comportamientos critican tu forma de ser, algo totalmente inaudito.

Tú eres como eres. Cada persona es única y diferente. Intentar ser iguales a los demás es algo contra lo que nuestro ser más interior intentará luchar.

confusionaturaleza (1)

Cambia tus ojos pero nunca pierdas tus raíces, cambia de opinión pero no pierdas tus principios

No tenemos porqué sentirnos culpables de quienes somos. Tenemos una forma de ser única y esta puede gustar o no, pero es algo totalmente natural. A ti también hay personas con las que tienes más afinidad que otras, pero sabes que no pueden cambiar su forma de ser para que te gusten más a ti.

Hay que aprender a aceptar la diversidad y evitar “copiar” de alguna manera a los demás. No somos copias, somos verdaderos; no somos como los demás, somos únicos.

Nadie podrá ponerse en tus zapatos

Cuando te critiquen por ser cómo eres, cuando critiquen tu personalidad, ten en cuenta que nunca nadie sabrá porqué hoy tienes un mal día, porqué quizás seas tan frío con los demás…

Cuando alguien juzgue tu camino, préstale tus zapatos

Las personas vemos el exterior y quizás lo que nos cuente la otra persona, pero las experiencias, lo que ha vivido en su vida, es algo que tú nunca podrás saber. Por mucho que empatices, cada uno es consciente de cómo le han afectado las diferentes circunstancias en la vida que le ha tocado vivir.

5-15-11-7-7-54-29m

Por este motivo, es importante que no critiquemos y también que tampoco juzguemos. No sabemos nada de los demás, absolutamente nada.

Nuestro yo de ahora, no será el mismo que el de dentro de unos años. Todos los caminos que elijamos, las experiencias que nos toque vivir, harán que nos vayamos transformando como personas, volviéndonos aún más auténticos si cabe.

Personalmente, yo tengo una filosofía de vida. Creo que ninguna experiencia es mala, aunque haya sido terrible y nos haya sufrir muchísimo. ¿Sabes por qué? Porque gracias a esa experiencia vas a cambiar, pero siempre debes cambiar para bien.

Cualquier experiencia de tu vida, las experiencias negativas, tienen su lado positivo. Debes verlo todo como un aprendizaje y una oportunidad para ser una mejor persona, una persona diferente y que aprende tanto de los errores como de los aciertos.

No era más que un zorro semejante a cien mil otros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo

-El Principito-

0elprincipito111214

Todo en esta vida nos marcará, por eso nunca habrá una persona igual a otra. Por este motivo, no te disculpes por ser auténtico, por ser tú mismo. Tu camino ha sido diferente al de los demás y lo seguirá siendo.

Así es la vida. Cada uno de nosotros se va labrando su propio destino, adquiriendo experiencias y logrando cambiar a lo largo de todo ese camino. Una oportunidad de crecer, de aprender. Una oportunidad para ser aún más tú mismo si cabe.