RINCÓN del TIBET

No te mereces a alguien

No te mereces a alguien

No te mereces a alguien que no tenga tiempo para ti, que solo piensa en sí mismo. Te mereces a alguien que te ocupe por entero y que no te preocupe por la falta de presencia. No te mereces a alguien que nunca llega, que se siente bien con la distancia y que solo sabe enviar mensajes de textos diciendo que te extraña. Te mereces a alguien que llega de sorpresa, que te invade, que toca a tu puerta para matar las ganas de verte. No te mereces a alguien que solo dice extrañarte pero que no tiene la capacidad de correr a alcanzarte o de demostrar lo que realmente siente.

No te mereces a alguien que no se entrega, alguien que se limita y se guarda el amor para después. Te mereces a alguien que se entregue por completo sin temor a lo que pueda suceder mañana. El amor está para sentirse, no para racionarse. Si alguien raciona lo que siente por ti, mejor deja que se vaya. Te mereces a alguien que te comprenda, y no a alguien que solo te juzgue. No te mereces a alguien que dice más de lo que hace. Para ser bien sinceros, nadie se merece a alguien que promete más de lo que cumple. No te mereces a alguien que solo te busca cuando te necesita, te mereces a alguien que esté a tu lado siempre, incluso cuando menos lo necesitas, por que quién no sabe cuidar no merece tener.

No te mereces a alguien que te hace pedir que se aparezca, que te hace implorar para que se quede. No tienes que mendigar nada, te mereces a alguien que llegue, se quede, y que solo se vaya con una parte de ti guardada en el pecho y que allá, en la distancia, se mantenga cerca.

No te mereces a alguien que finja escuchar tus llamadas, que no responda a tus preguntas y que siempre deje tus mensajes para después. Te mereces a alguien que te trate con importancia y sin orgullo, que se preocupe por ti y que te busque, que te dé respuestas certeras y no dudas. Te mereces a alguien que te atienda, te entienda, incluso cuando sea difícil, por qué a veces ni tú mismo puedes entenderte. Te mereces a alguien que escuche de tus temores con atención, que se involucre con tus problemas y que procure reducir la intensidad de tus preocupaciones simplemente poniéndose de tu lado. No te mereces a alguien que sea un problema para ti porqué ya tienes muchos. Te mereces a alguien que esté dispuesto a hacerte bien, a quererte bien.

No vayas detrás de nadie, especialmente de alguien que demuestra vivir muy bien sin ti. Si alguien se quiere quedar contigo, no tienes que correr tras esa persona por qué ella hará todo lo posible por caminar junto a ti. No te mereces a alguien que solo huye de ti. Si vas a correr detrás de alguien, que sea tras el conductor del último camión para no llegar tarde al trabajo o a las clases, pero no corras detrás de alguien que sabe muy bien dónde encontrarte.

Si alguien no te merece, déjalo que se vaya. Y si acaso creíste merecer a alguien, no te decepciones. Recuerda que mereces mucho más que errores o personas iguales. Mírate en el espejo al despertar y admira la sonrisa que llevas en el rostro. Sonríe y sigue adelante. El camino es largo y no te mereces perder el tiempo con alguien equivocado en el momento correcto. Es mejor estar solo disfrutando del momento que elegir compartirlo con la persona equivocada, cree en mí.

Vía: MarcianosMX

 

Te invitamos a leer:

Dale una nueva oportunidad al amor, tu corazón lo merece

“Al diablo con tus migajas de amor” ..-

7 cosas que te mereces de tu relación de pareja

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda