No hay distancia que separe a los verdaderos amigos

Todos tenemos a un amigo que ya no tenemos cerca, que se encuentra ya inalcanzable para un abrazo, para una mirada cómplice o sencillamente para que escuche pacientemente nuestras inquietudes…

La distancia no es un factor que pueda acabar con una amistad verdadera, sin embargo hay muchas cosas que extrañar en la ausencia, que no se cubren con las incontables formas de comunicación con las que afortunadamente contamos.

Esa salida improvisada, o ese me voy para tu casa porque te tengo que contar algo personalmente o esa paciencia para ir a comprar algo de ropa para esa ocasión especial, no se puede sustituir con una videoconferencia, esa palmada en la espalda o ese hombro para llorar no se puede simular.

Chica-unida-a-un-corazón-con-un-hilo

Ciertamente el afecto que prevalece en la amistad no entiende de kilómetros, de aviones, de trenes, de estaciones, esos sentimientos se han cultivado probablemente durante muchos años y se han vuelto inmunes a la distancia, se adaptan a las circunstancias y tratan de manifestarse por todas las vías posibles, aunque solo sea a través de un pensamiento, un buen deseo o una oportuna oración.

Cuando dos amigos se alejan por causas físicas, es necesario no descuidar esos afectos y seguir regando esa planta a pesar de la distancia, con más cariño inclusive que si estuviese presente para que la ausencia no se note tanto, para no pasar a solo ocupar un lugar especial en la vida y en el corazón de alguien sino seguir contando activamente con los beneficios de una amistad y seguir ofreciendo en cada gesto lo mejor de nosotros.

globos-de-corazones

Los amigos son insustituibles, algunas veces se tapan ciertas ausencias con otras personas, para no echar tanto de menos, para llenar espacios, pero cada amigo es particular, cada uno es para nosotros un aporte de equilibrio, de afecto y hasta de locura que no puede ser sustituido por nadie más.

Muchas veces lo que queremos es que las cosas volvieran a ser como antes y poder tener a ese amigo cerca, tenerlo disponible para nosotros, sentir su presencia y sabemos que solo será posible de forma muy esporádica.

que-te-importe-quien-te-aporte-2 (1)

Por eso a cada uno de nuestros amigos, esos que aún tenemos la fortuna de tenerlos cerca, debemos demostrarles lo importante que son para nosotros, vivir cada momento, disfrutarlos, porque a ciencia cierta no sabemos qué vueltas dará la vida y si contaremos con su presencia el tiempo que queramos… Y a los que están lejos, extrañarlos, echarlos de menos y aprovechar todos las vías para sentirlos cerca, de igual forma esos lugares en nuestros corazones ya tienen nombres y la amistad prevalecerá a pesar de la distancia.

 

Te invitamos a visitar:

Los primos, una amistad especial dentro del mismo árbol familiar

Amistades tóxicas: descubriendo a los malos amigos

Para las verdaderas amistades no hay distancia que valga…

Siembra tu jardín de amistad