RINCÓN del TIBET

No desprecies a nadie, todos tienen algo que ofrecerte y algo que enseñarte

No desprecies a nadie, todos tienen algo que ofrecerte y algo que enseñarte

No desprecies a nadie; un átomo hace sombra. Pitagoras

 

Muchas veces nos topamos con personas en el camino que no se ajustan a nuestro agrado, aunque en muchos casos es una mera impresión, solemos dejarnos llevar por ella y bien dice el dicho “las apariencias engañan”.

No siempre estamos rodeados de las personas que deseáramos, no todo siempre resulta como lo esperamos, sin embargo, las oportunidades abundan y no está de más darnos la oportunidad de recibir alguna persona que llega en la búsqueda de nuestra ayuda, de una palabra de aliento, sencillamente de ser escuchadas, muchas personas aunque a primera vista no resulten de nuestro agrado, pueden esconder en su alma cosas maravillosas que aportar a nuestra vida, sólo debemos darnos la oportunidad de dejarlas entrar.

El que desprecia demasiado, se hace digno de su propio desprecio. Henry Frederic

 

No se trata de cargar con los pesares ni con las penas de alguien más, no se trata de aceptar situaciones con las que no estamos de acuerdo o que no estemos dispuestos a vivir, sencillamente debemos ser compasivos y amorosos ante los demás, pues no sabemos realmente las situaciones que afronta cada quien y antes de poder juzgarlos y criticar, siempre es mejor dar una palabra de aliento y recibir esta enseñanza que vienen a dejarnos.

Siempre es mejor recibir con la humildad de poder aprender de los demás, de ser compasivos y tener la capacidad de ser solidarios, en lugar de despreciar a las personas sin conocer en profundidad su bondad o lo que tienen para dar,  esto es actuar con soberbia y con egoísmo, siempre debemos tener la disposición de escuchar a nuestros semejantes, pues nadie es tan malo como parece, todos partimos de la misma esencia y del mismo principio que es el amor, independientemente de que muchos se pierden en el camino.

El orgullo que se alimenta con la vanidad acaba en el desprecio. Benjamín Franklin

 

Si bien debemos tener siempre la sabiduría y la entereza de seguir nuestra intuición y nuestra inspiración, que nos guiará por caminos certeros y nos alejará de aquellas personas tóxicas y nocivas en nuestra vida, también es cierto que no debemos despreciar a las personas por una primera apariencia, sin darnos la oportunidad de conocer las experiencias que albergan en su alma, muchas personas pasan por nuestra vida de manera rápida y espontánea, sencillamente tenemos una conversación en un corto encuentro que nos deja algo positivo o algo para reflexionar.

Saca provecho de ello y de todo lo que llega a tu vida, aprende de cada nueva situación y encuentra siempre la esperanza en las personas, todo el mundo al igual que tú, anda en una constante búsqueda y siempre con la esperanza de ser escuchado.

 

También te invitamos a visitar:

Aprender a entender lo que sentimos

Hay días en los que tendrás que decidir entre agradarle a la gente o agradarte a ti

Las lecciones más maravillosas nos serán dictadas por nuestros hijos

El brillo que generas molesta a los que viven en oscuridad

 

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda