No bases tus decisiones en consejos de quienes no tendrán que lidiar con los resultados

Todos alguna vez en la vida requerimos alguna orientación, una palabra, una opinión, un consejo, generalmente lo pedimos a los seres más cercanos, a los íntimos amigos o simplemente terminamos recibiendo algún gran consejo de la persona menos esperada o pensada.

Escuchar muchas cosas y seleccionar de entre ellas lo bueno y seguirlo; ver muchas cosas y grabárselas en la mente; he aquí, al menos, el segundo grado de sabiduría. Confucio

 

Resulta curioso que en la mayoría de los casos, sabemos la respuesta de eso que estamos requiriendo, la decisión a tomar, el camino a recorrer y lo que debemos enfrentar, sin embargo, pedimos consejos esperando escuchar otras alternativas porque simplemente no compaginamos con lo que ya sabemos.

sabiduría

Esta actuación es muy común en el ser humano, es que en realidad nuestras emociones nos llevan siempre a buscar cumplir nuestros deseos, aunque nos parezcan descabellados, así que buscamos opciones que nos alejen del dolor y del sufrimiento, por ejemplo, como accionamos ante una posible infidelidad, cuando debemos decidir cambiar de trabajo, cuando debemos reaccionar ante algún comentario que nos perjudique…siempre esperamos encontrar una vía que nos libere de tal situación.

Es necesario tener tanta discreción para dar consejos como docilidad para recibirlos. François de La Rochefoucauld

 

Siempre tenemos la capacidad de saber en nuestro interior las respuestas a nuestros problemas, incluso cuando menos lo esperamos florecen, en nuestra mente, en nuestros pensamientos, a través de alguna inspiración, pero sabemos si miramos hondo, que las respuestas están allí, el panorama cambia cuando en realidad deseamos otras respuestas, otros caminos que nos permitan tomar otras decisiones porque definitivamente no estamos conformes con lo que sabemos ocurrirá o está ocurriendo.

esperar

Escuchar las orientaciones de otros, siempre puede ser reconfortante, especialmente si coincide con lo que queremos escuchar, pero en muchos casos simplemente sirve para afianzar lo que ya sabemos y que no podemos cambiar, a menos claro que prefiramos vivir en un auto engaño o sencillamente retrasar un tanto las cosas, pero los consejos no cambiarán las acciones, debemos confiar en lo que sabemos es real y tenemos la certeza de que no será de otra manera.

Pídeles consejos a los viejos y a los jóvenes, pero sigue tu propio sentido común. Proverbio árabe

 

Cuando recurras a algún consejo, busca la persona indicada, aquella que sabes no tiene ningún interés en que las cosas sean distintas, que puede ser imparcial y objetiva, pero especialmente, no pidas consejos esperando cambiar lo que ya sabes, más bien confía en tu propia sabiduría y utilízala como punto de comparación o de enfoque, pues en muchos casos, aunque sabemos la verdad y la respuesta y no podemos cambiarla, podemos obtener algún otro enfoque que nos facilite tomar la decisión o la acción requerida.

soñar

La soberbia nunca es buena consejera, saber escuchar puede aligerar las cosas en muchos casos, pero no pidas consejos con la intención de escuchar lo que quieres y no lo que realmente ya sabes, confía en tu intuición, en lo que presientes y si bien siempre es aconsejable accionar desde la serenidad y la claridad de la mente, no dejes de un lado lo que estás percibiendo, tómalo en cuenta y analízalo, obsérvalo y llegarás a la acción correcta.

Sé sincero siempre contigo mismo, por doloroso que sea, esta siempre será la mejor manera de encontrarte con tu verdadero camino.

 

También te invitamos a visitar:

6 Trucos Para Ejercitar Tu Intuición

Eligiendo el Camino Correcto

El beneficio de actuar desde la intuición…

La intuición es el alma que nos habla