Ningún maltrato a un niño, por inofensivo que parezca se puede justificar

Probablemente hayamos escuchado a muchos padres decir, que una nalgada en el momento justo y preciso no hace daño, sin embargo, si nos ponemos a reflexionar sobre la desventaja en la que está un niño frente a la agresión de un adulto, por mínima que sea, estamos hablando sin duda de maltrato.

A los niños se hace mucho bien tratándolos siempre con amabilidad. Hay que amarlos y estimarlos a todos por igual, aunque alguna que otra vez no lo merezcan. Don Bosco

 

maltrato niños

No se trata del grado del daño que se le causa a un niño, si es pequeño, si es mediano o si es muy grave, cualquier tipo de maltrato por minúsculo que parezca ante los ojos del niño es una severa agresión, porque estamos hablando de un ser indefenso, inocente e inofensivo, que probablemente no tiene ningún arma para defenderse ante el ataque de un adulto, tristemente en la mayoría de los casos el de sus padres o el de cualquier familiar cercano, por que bien es sabido que los principales maltratadores de los niños son los parientes más cercanos.

No estamos hablando únicamente del contacto físico hacia el niño, sino además del maltrato verbal al que se le somete a un infante, los insultos, los improperios, las humillaciones y las comparaciones, incluso las escenas familiares que en muchas oportunidades están obligados a presenciar, como las discusiones entre padres, pueden ser nefastas en la mente de un niño y quedar grabadas en su alma tan profundamente, que serán manifestadas de alguna manera cuando el niño vaya creciendo.

maltrato verbal

El niño es una pieza fonográfica que grabará y repetirá todo lo que vió y escuchó. Joaquín trincado

 

Es importante que nosotros como padres, como adultos y como guías de los niños de las nuevas generaciones que crecen a nivel mundial, nos identifiquemos y sensibilicemos con la responsabilidad que tenemos, cada vez que se nos ocurre ponerle la mano encima a un niño, estamos atacando a un ser inocente e inofensivo, que no puede hacer nada ante nuestra agresión, ningún tipo de maltrato, una nalgada, una bofetada…”fue sencillamente un llamado de atención, un golpe”…puede ocasionar muchos daños en el futuro.

Los niños son educados por lo que hace el grande y no por lo que dice. Carlos Jung

 

amor de padres

No podemos utilizar ninguna de estas excusas para justificar nuestro comportamiento, pues como padres tenemos la responsabilidad de enseñar a nuestros hijos, que sólo a través del amor y la razón podemos lograr las metas y los objetivos planteados, no es la violencia, no es el maltrato, no es el abuso infantil, lo que el abrirá los caminos, al contrario, un niño maltratado se convertirá probablemente en un adulto maltratador.

 

También te invitamos a visitar:

Evita las heridas emocionales en tus hijos

En la sonrisa de un niño…

Estilos de crianza que causan sufrimiento

Tu principal aporte a la humanidad: la crianza de tus hijos