RINCÓN del TIBET

Nada necesita menos esfuerzo que estar triste

Nada necesita menos esfuerzo que estar triste

Todo en la vida tiene su  valor, cada logro, cada fracaso, cada lucha vencida y cada oportunidad desechada, todo tiene cierto valor, significa algo e indudablemente marca una pauta en nuestra vida.

Nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza. Mario Benedetti

Sin embargo, sentirse triste parece ser algo bastante  simple, incluso es muy fácil sumergirse rápidamente en un estado de nostalgia y de tristeza continua, basta con los pensamientos que se juntan, las emociones que se levantan tras esos pensamientos, luego las sensaciones y los sentimientos, todo es una retroalimentación, podemos generar mucha tristeza interior en un mínimo instante, e incluso podemos comenzar a irradiar esa energía sin esfuerzo alguno, haciéndola extensiva a los demás, de allí que existan ambientes realmente depresivos y personas que generan nostalgia y melancolía.

Muchas pueden ser las causas que nos causan tristeza en la vida, no tienen que ser grandes acontecimientos, lo que es completamente natural, la pérdida de un ser amado, las rupturas, las malas decisiones, también podemos sencillamente amanecer un día tristes, nostálgicos y con esa sensación de fragilidad interior que nos hace susceptibles.

Cuidado con la tristeza. Es un vicio. Gustave Flaubert

Las personas que pocas veces están tristes o prácticamente nunca, son personas que suelen pasar su tiempo haciendo cosas agradables, distraídos, con la mente ocupada, sin embargo, esto representa un esfuerzo, no se trata de estar permanentemente alegres o tristes, se trata de no dejarse envolver por el sentimiento de la tristeza, porque se cuela muy sutilmente en nuestra vida y si nos descuidamos ante su presencia podemos caer incluso en estados de constante depresión.

Las personas melancólicas, que viven en negatividad y sumergidas en la tristeza, son personas sensibles, vulnerables e insatisfechas, nada hay realmente importante que pueda distraer su tristeza, se convierte en un vicio, la tristeza tiene un interesante poder sobre nosotros y en realidad como no requiere mayor esfuerzo, puede hacerse presente en todo momento, incluso en las situaciones que nos causan dicha, pues se consigue rápidamente un motivo para transformar la situación y hacerla triste.

La tristeza del alma puede matarte mucho más rápido que una bacteria. John Steinbeck

La tristeza parte de nuestro interior, si bien es generada por el pensamiento, causante de casi todos nuestros mayores conflictos, penas y temores, se alimenta de nuestras propias emociones, al llegar un pensamiento triste en seguida lo sumamos a algún recuerdo, situación, persona, escenario o cualquier hecho que nos permita ir avivando la llama de la tristeza.

Debemos estar atentos ante esta costumbre de estar tristes, no se trata de no sentirse triste, de hecho la tristeza libera en muchos casos, pero cuando se acepta, se siente y se trasciende, no cuando nos quedamos identificados con ella, alimentándola constantemente y disfrutando de alguna manera de esa sensación.

Vive tus penas con entereza, seca tus lágrimas y sigue adelante, el verdadero esfuerzo está en las luchas y en la voluntad, no en la fragilidad de la tristeza.

 

También te invitamos a visitar:

Es válido tener días grises… es válido sentir nuestra tristeza

A veces, la tristeza también se expresa con mal humor

Cuando la tristeza invade nuestro cerebro

Las lágrimas que no lloré, la tristeza que no atendí

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda