Mientras más amas, más duele el olvido…

El camino de la felicidad, (…), tal vez sea el camino del olvido. Yasmina Reza

 

Todos alguna vez hemos experimentado el amor, esa fogosa emoción que llega a nuestra vida y que algunas veces se queda, pero otras no perdura tanto tiempo…

Independientemente de con cuánta intensidad hayamos amado, cuánto tiempo haya durado o cual haya sido la tendencia de la relación sostenida, el olvido siempre resulta un golpe bajo, cuando esa persona que una vez tuvimos a nuestro lado sencillamente nos olvida y peor aún, nos toca aceptarlo, puede resultar muy doloroso no importa cuánto tiempo haya pasado, siempre esperamos ser parte importante de ese ser que alguna vez formó parte de nuestra vida y entender que comenzó  olvidarnos puede llegar a doler.

intensidad

Ya lo olvidé, me lo repito a mi misma, el único problema es que me lo repito tantas veces que logro el efecto inverso. Laura Restrepo

 

El caso es que en tanto más amamos más nos duele el olvido y efectivamente, ante una ruptura tarde o temprano el olvido siempre llega, pero esto es parte de un proceso que conlleva aceptación y resignación de nuestra parte, porque no implica únicamente el sentimiento de olvido en sí mismo, sino que además tendremos en algún momento, que observar como esa persona que formó parte de nuestra vida rehace la suya y es en este punto donde comenzamos lastimosamente a aceptar el olvido.

olvidar

Pero no solo este olvido es doloroso, no somos siempre los que resultamos olvidados, también nos toca olvidar cuando hemos amado y hemos sido amados y pasamos por un proceso de separación, también debemos enfrentar el tener que olvidar a la otra persona y también resulta doloroso acorde a la intensidad con la que hayamos amado, cuando nos percatamos por fin de que somos capaces de sentirnos atraídos por alguien más, cuando sentimos ese ánimo nuevamente en nuestra vida de volver a vivir y donde nos cerramos a todo lo que ya fue, entonces una ápice de dolor cruza por nuestro cuerpo.

Una palabra nos libra de todo el peso y dolor de la vida. Esa palabra es amor. Sofocles

 

adios

Y es que este sentimiento es parte del amor, es como la última fase cuando se ha amado verdaderamente y por el que lastimosamente deben pasar todos los enamorados, que les toca en algún momento afrontar una ruptura o una separación, el dolor del olvido va atado al sentimiento de amar, sentimiento que además no es eterno y puede vivirse en distinta intensidad, sin embargo, nos queda el aliciente de que tras el olvido siempre se abre una nueva puerta y seguramente tras este doloroso sentimiento, volveremos a sonreír, pero ahora con la madurez de una nueva y enriquecedora experiencia.

 

También te invitamos a visitar:

No viviré de tu olvido, vive tú de mi recuerdo…

El Secreto del Olvido

Siempre hay alguien esperando poder hacernos felices…

No basta con perdonar… es necesario aprender a olvidar