Los mejores comienzos vienen después de los peores finales

Aunque esto no es una regla, bien podemos tomarlo como un hecho estadístico esperanzador, ya que son innumerables las historias que nos muestran cómo luego de un terrible final, comienzan a surgir cosas realmente maravillosas.

Si tomamos esto para nosotros, podemos enfrentarnos a las adversidades con la mayor confianza, considerando que todo es transitorio, tanto lo bueno como lo malo y que especialmente cualquier evento que consideremos negativo puede pasar por nuestra vida como antesala de lo mejor que nos toque vivir. Vivir con fe, con esperanza y optimismo hace que las cosas buenas lleguen a nuestra vida.

Mejores comienzos 2

El fin de la esperanza es el comienzo de la muerte. ― Charles de Gaulle

 

Hay una diferencia sustancial entre las personas creyentes y las que no, y para nada se habla en este caso desde un punto religioso, hablamos sencillamente del poder de la fe, bien sea a un Ser Superior, a una representación de poder, a uno mismo, a nuestro Yo Superior, a la vida o cualquier otra cosa que nos inspire y en lo cual confiemos. La fe es una energía inigualable, porque vincula nuestros pensamientos positivos, con emociones positivas, y a fin de cuentas no sabemos si en lo que tenemos fe efectivamente ejerce algún tipo de acción favorable, pero el simple hecho de volcar nuestra energía en pro de lo que queremos nos hace inequívocamente salir de las adversidades de la mejor manera y nos acerca a donde nos gustaría estar.

chica-con-abrigo-rojo-simbolizando-el-dejar-ir-una-paloma

Para reforzar la fe en nosotros mismos podemos considerar:

  • Que somos nosotros los responsables de tejer nuestra vida, con lo que nos gusta y con lo que no, por eso vivamos cada momento presente como si lo hubiésemos seleccionado, porque de forma consciente o no, así es.
  • Creer en nuestras capacidades, no dejarnos invadir por pensamientos negativos, poner  la mente a trabajar de forma creativa, podemos  hacer el censo de esos pensamientos a través de nuestras emociones, si no nos sentimos bien con lo que pensamos es bueno intentar entender esos pensamientos sin resistirte, dejarlos fluir, pero no darles fuerzas, intentar sustituirlos por pensamientos positivos que nos ayudarán a enfrentar situaciones problemáticas.
  • Por más decepciones que se puedan tener no pierdas el rumbo, mantener paso firme en nuestros pasos, todo lo que nos ocurre es crecimiento, aun perdiendo, podemos tomar la lección, la experiencia, la vivencia.

Confía en los recursos que tienes, tanto físicos como espirituales, pues recuerda que tu sueño es más grande que todas tus habilidades y capacidades. ― Howard Hughes

 

Seguir avanzando aunque nos cueste es una de las cosas más inteligentes que podemos hacer, si decidimos congelarnos o paralizarnos en la tormenta, perderemos tiempo valioso, ayudarnos un poco es crucial, es probablemente que la tormenta pase sin que hagamos mucho al respecto, pero si avanzamos hacia donde está el cielo despejado pues ganaremos tiempo y energía.

altalena

Consideremos como un hecho que lo mejor está por venir y disfrutemos de la vida con todos sus colores… incluyendo la extensa gama de grises… recordando que todo final es también un comienzo, solo que a veces no somos conscientes de ello en el momento en el que ocurre. Pensemos que nosotros también luego de un tormentoso final tendremos un maravilloso comienzo.

 

Te invitamos a visitar:

Cae siete veces, levántate ocho

No importa cuántas veces caigas, levántate una vez más

Nunca sabes lo fuerte que eres hasta que ser fuerte es tu única opción

Resurgir distinta, pero completa

 

x