Lo que te recomiendo hacer antes de dar una segunda oportunidad a un amor del pasado

A muchos de nosotros nos ha ocurrido al menos una vez que nos hemos visto tentados a abrir las puertas de nuestra vida a alguien de nuestro pasado. Evidentemente cada caso es particular, tanto los motivos por los cuales hubo una separación inicial, como los que nos invitan a volver a compartir con alguien que ya se encontraba fuera de nuestras vidas, aunque no necesariamente fuera de nuestros corazones.

Lo cierto es que como cualquier romance que comienza, no vemos las costuras en un principio, pero hay ciertos detalles que con mucha probabilidad de ocurrencia dirán presente en esa nueva oportunidad potencial. Es por esto que te recomiendo considerar lo siguiente:

Las cosas normalmente no serán muy diferentes a lo que antes fueron, lo que nos gustaba y lo que nos disgustaba, estará allí en mayor o menor medida, pero podemos canalizar las cosas de otra forma, generando resultados distintos.

Maduramos más con los daños, que con los años. Muchas veces las experiencias traumáticas, incluyendo perder a quien amamos, nos hace generar cambios importantes en nosotros.

Los cambios vienen del interior de cada quien, no se imponen. Si pretendemos colocar una serie de condiciones para que las cosas esta vez sí funcionen, debemos tener presente que los cambios no pueden ser impuestos, ni siquiera sugeridos, porque no se darán de forma natural. Podemos asumir una posición o simular un cambio durante un tiempo, pero más pronto que tarde, lo que realmente somos prevalecerá.

pareja-1

Es probable que con rapidez adoptemos las mismas dinámicas que la relación solía tener. Así como cuando nos encontramos a un amigo de nuestra infancia y hasta podemos cambiar nuestra manera de hablar por un momento, adaptándonos a lo que fuimos en algún momento con alguien, lo mismo ocurre cuando volvemos a relaciones amorosas, tenemos una programación de actitudes, acciones, etc. que aprendimos en el pasado.

Lo que se haya hecho en el periodo en el cual estuvieron separados puede traer conflictos. Si queremos volver con alguien de nuestro pasado, debemos entender que su pasado sin haber estado con nosotros, no debe afectarnos.

Será más sano plantearse una relación desde cero, en la medida de lo posible, que pretender recomenzar en el mismo punto en que la relación se separó. No traer rencores, viejas rencillas, no sacar en cara los errores cometidos en una primera etapa, será de mucha utilidad.

pareja-beso

Tienen una nueva oportunidad para construir una relación como quieren que sea, si repiten sistemáticamente lo que hacían en un pasado, probablemente tengan los mismos resultados en esta nueva etapa.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet