RINCÓN del TIBET

Las personas sabias aprenden, las demás señalan

Las personas sabias aprenden, las demás señalan

En la vida estamos expuestos a cometer errores, a vivir decepciones, caídas, fracasos y pesares, de igual manera aprendemos, experimentamos, tenemos éxitos y alcanzamos logros, cada quien hace un espacio en su vida para lo que más disfruta y para lo que realmente le imprime motivos para seguir avanzando.

Cometer un error y no corregirlo es otro error. Confucio

 

De todo lo que vivimos lo sabio es aprender, tener la disposición de seguir adelante y de sacar provecho a lo vivido, señalar siempre es más fácil, juzgar y culpar a los demás es una práctica de muchos, pero lejos de progresar a través de esta actitud, únicamente nos quedamos atascados en nuestros viejos hábitos, dejando de lado la maravillosa oportunidad de observar, identificar y corregir, de aprender de nuestros actos y de tener la capacidad de transformar.

Cuando ubicamos todos nuestros males en lo externo, difícilmente podremos encontrar las enseñanzas que nos trae la vida, nos cegamos ante nuestros propios errores y somos incapaces de abrirnos a la comprensión, por su parte cuando somos capaces de admitir los fracasos, estamos aceptando la oportunidad de aprender, de experimentar y de ver con claridad plena donde estuvo la falla o simplemente que es lo que no estamos haciendo de la mejor manera.

Siempre es más fácil ver las fallas de los demás, señalar a los otros cuando algo sale mal o simplemente cuando el resultado no es el esperado, las responsabilidades siempre son más ligeras cuando podemos culpar a otros, estas acciones que sentimos nos pueden liberar ante los demás e incluso ante nosotros mismos, únicamente nos distancian de la sabiduría, pues vivir en la negación de ver los errores y nuestros propios defectos, solo nos hará más difícil la tarea de progresar, pues los errores son siempre los mejores maestros.

He aprendido que los errores a menudo pueden ser buenos maestros del éxito. Jack Welch

 

En la vida debemos tener la capacidad para todo, vivir señalando a los otros es una tarea sencilla, siempre tener un hacedor externo para justificar alguna falta, puede convertirse en una tarea fácil, pero sin darnos cuenta, no estamos perjudicando al otro exclusivamente, el peor daño la hacemos a nosotros mismos, pues creamos una barrera ilusoria entre lo que es y lo que nosotros pensamos que realmente es, esta manera de vivir te atrapa en una falacia de vida que llegas incluso a actuar de manera automática frente a tus errores y siempre hallarás algún culpable, que justifique tus acciones.

Lo más difícil de la sabiduría, no es la capacidad de involucrar a los demás y de transmitir tus supuestas enseñanzas, es realmente hacer lo propio contigo mismo, tener la sensatez y la humildad de saber quien eres, de conocerte a ti mismo y de corregir tus inclinaciones, esto también incluye la capacidad de afrontar las cosas, de hacer frente a cada obstáculo y situación que se atraviesa en nuestro camino y que resultaría siempre más sencillo endosarlo a alguna otra persona.

Si te caes siete veces, levántate ocho. proverbio Chino

 

Aleja el temor de tu vida, no temas cometer errores, aprende, vive y experimenta, no señales ni juzgues, ni busques siempre un culpable ajeno a ti, mayor provecho sacarás siempre de aquellas acciones que asumas, que de aquellas que por comodidad, temor o simple ignorancia, traspases a alguien más pretendiendo resguardarte.

 

También te invitamos a visitar:

Nuestros mejores maestros son nuestros errores…

No te castigues por los errores cometidos

Los errores no se niegan, se asumen. La tristeza no se llora …..

Cada uno tiene su manera de aprender…

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda