La mayoría de nosotros puede dar algún testimonio de que las mejores experiencias de sus vidas, han llegado sin haberlas buscado, sin haberlas planeado, simplemente suceden, como si hubiese sido nuestra propia alma la que nos llevó a lugar correcto, en el momento preciso.

Y justamente las cosas van en esa dirección. Nuestra alma tiene un plan maravilloso para nosotros y cuando permitimos que nuestro corazón nos guíe, estamos prestándole atención a un GPS que nos llevará a esa experiencia que debemos vivir.

Parece que las cosas trascendentales en nuestras vidas, fuesen inevitables. Cuando miramos atrás y vemos todos esos factores coincidir, simplemente presumimos que algo más allá de lo que vemos tuvo que haber tomado participación.

Sorprenden 3

Por eso es que la mejor opción para vivir esta experiencia es relajarnos, alinearnos mentalmente con lo que queremos y permitir al universo que nos acerque a ellas, sin hacer mucho, sin buscar, sin esperar, pero confiados porque estaremos en donde debemos estar.

No te preocupes si ahora vives una experiencia indeseable, réstale tu atención, mira hacia otra parte, permítele salir de tu mente y cuando menos lo esperes, ya estarás viviendo otra realidad. Las cosas cambian de un momento a otro y jamás es tarde, siempre estamos en el momento preciso, ni antes ni después, todo va encajando, tú relájate.

Enfoque

Tú enfócate en sentirte bien, en llevar una sonrisa en tu rostro que coincida con la de tu alma y la vida se encargará de sorprenderte gratamente. Lo único que debes hacer es mantenernos en una vibración elevada, para que el universo nos colme de experiencias que coincidan con esa vibración.

Agradecimiento

Aprendamos a apreciar cada momento, a ver lo bueno en cada detalle, porque eso será lo que contribuya a la creación de los momentos futuros. Mira lo positivo, conéctate con lo que te gusta, mira a tu alrededor e identifica algo por lo que valga la pena agradecer, si no lo encuentras, mira en ti, de seguro encontrarás millones de motivos. La energía del agradecimiento nos conecta con la abundancia y con el bienestar.

Deseo

Si deseas algo, una pareja, un mejor empleo, un viaje… cualquier cosa, no lo veas desde la carencia, no lo pidas desde su ausencia, sé capaz de sentir eso en tu vida, incluso antes de que llegue, agradece incluso como si ya lo tuvieses y mucho antes de lo que pienses, la vida te complacerá.

Sorprenden 2

A veces nos enfocamos en cosas que queremos, pudiendo tener otras que nos generen mucha más satisfacción, pero como lo hacemos desde lo que conocemos y nos resulta familiar, pues nos podemos limitar.

El permitirle a la vida que nos entregue lo mejor posible solo lo lograremos soltando el control. Es como ir a un restaurante, sentarnos y pedirle al chef que nos sorprenda con su mejor platillo, incluso personalizado. En lugar de pedir esa sopita de verduras, que pensamos que es lo mejor del menú, que puede ser que quede súper rica y que nos vaya muy bien, pero limitamos las opciones, las reducimos a una y normalmente la pedimos de forma inadecuada, así que capaz ni siquiera nos llegue.

Dile sí a la vida y a sus oportunidades, dile sí a sus sorpresas, dile sí a permitir que tu corazón te guíe y te lleve a donde debes estar… Esta experiencia es única, sácale el mayor provecho.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet