RINCÓN del TIBET

Las caretas en la vida tarde o temprano se caen…

Las caretas en la vida tarde o temprano se caen…

En la vida podemos ser lo que queramos, lo que elegimos, en quienes decidamos convertirnos, realmente el libre albedrío no tiene límite, tenemos la libertad de escoger o elegir, evaluar alternativas y opciones en todos los campos de nuestra vida, incluso en quienes nos convertimos ante nosotros mismos y ante los demás.

Tu tiempo es limitado, no lo malgastes viviendo la vida de otro. Steve Jobs.

 

En esta gama de opciones, necesariamente asumimos ciertos roles, según el medio en el que nos desenvolvemos, tenemos una función en la familia, en nuestro nivel profesional, en nuestro trabajo, en nuestra vida social y en muchos otros aspectos, sin embargo, la importancia radica en quiénes somos realmente y no en quienes pretendemos ser.

En la actualidad es común toparse con personas que viven de apariencias, que deciden usar caretas y que muestran ante ti una persona que realmente no son, bien sea por interés, por necesidad, por diversión o sencillamente por su propia confusión interior, que en realidad es uno de los principales motivos de tanto desequilibrio en la humanidad hoy día.

Algunas personas bromean para decirte la verdad, mientras que otras hablan seriamente para mentirte. Anónimo

Pretendemos ajustarnos a todas las exigencias, queremos encajar en todos los escenarios de nuestra vida, agradar, evitar los conflictos y las discordias y esto es prácticamente imposible, no podemos mantener a todos a nuestro alrededor felices, siempre habrá un sacrificio y alguna persona que no quedará conforme, porque el ser humano es complejo, en este esmero de preocupación por encajar en el mundo, nos vestimos con caretas y es necesario que sepamos, que tarde o temprano en la vida las caretas siempre caen y terminan descubriendo, a la verdadera persona que hay tras ellas.

Llevar una mentira por un camino largo, es bastante duro y cuesta arriba, terminas agotado y agobiado, pues finalmente se te hace imposible creer tus propias historias, vivir de caretas y sostenerlas es una de las maneras más difíciles de escoger vivir la vida, tener que aparentar ante los demás quién realmente no somos o sencillamente, ajustarnos a un bienestar o un malestar que no nos define, sólo por encajar en determinado escenario o por conseguir una meta determinada, puede volverse contra nosotros en cualquier momento y de hecho, es lo que sucederá tarde o temprano.

 La gente buena, nos trae felicidad. La gente falsa, experiencia. Anónimo

 

No inviertas tu energía en sostener falsas caretas, no escojas la apariencia como tú modo estilo y medio de vida, no anules tu verdadera esencia y no te ocultes tras una mentira, siempre es sensato y sabio, mostrarnos tal cual como somos, las personas que viven con caretas terminan siendo presa de la soledad, de la desconfianza y del resentimiento de muchas personas hacia ellas, pues para bien o para mal, mostrar un rostro del cual no somos dueños, solo nos traerá amargura y decepción al final del día y una vez caída la careta, tocará sostener y vivir con la verdad y la fama que solo puede dejarte la falsedad.

 

También te invitamos a visitar:

No permitas que tu vida se diluya en apariencias

Un cambio de apariencias

Optimismo inteligente: Ser feliz de una manera incomprensible

¿Soy una persona auténtica?

Nosotros

Lorem fistrum por la gloria de mi madre esse jarl aliqua llevame al sircoo. De la pradera ullamco qué dise usteer está la cosa muy malar.

Últimos Posts

Siguenos

Videos

Ir arriba
Hola! Necesitas ayuda